lunes, 11 de diciembre de 2017

PATRIA

PATRIA

Una Europa unida y diversa. Colección Vida Social. Fotografía © Roberto Cerecedo

Una palabra triste
Decía Pablo Neruda, sabemos ahora que fue envenenado por el general golpista Augusto Pinochet en el mes de septiembre del año 1973, que patria es una palabra triste como lo es termómetro, montacargas o ascensor. Y a veces, añado, una palabra peligrosa rodeada de banderas y alambradas, de los que algunos se sienten únicos propietarios.
Para él la palabra patria dio nombre a varios de sus poemas, tras una larga travesía huyendo de su verdugo. Un largo viaje por regiones lejanas del extremo sur de su Chile natal, no por eso menos semejante al paisaje y a las soledades del norte del país. Que tanto y  tanto se alejan los chilenos del extremo sur del país, hasta tocar con sus límites el Polo Sur, que su geografía se asemeja a la geografía de Suecia, que roza con su cabeza el norte nevado del planeta. Y por allí, por aquellas extensiones de su patria, por donde le condujeron los acontecimientos de sobra conocidos, tuvo Pablo Neruda que atravesar la cordillera de los Andes buscando la frontera de su país con Argentina.

En busca de la ansiada libertad
En esta zona, del sur de Chile, grandes bosques cubren como un túnel las regiones más inaccesibles, y como su camino y el  de sus acompañantes era oculto y vedado, aceptaban tan solo los signos más débiles de orientación.
No había huellas, no existían senderos y Pablo Neruda, con sus cuatro compañeros a caballo, buscaban su ansiada libertad en ondulante cabalgata, eliminando los obstáculos de poderosos árboles, imposibles ríos, roqueríos inmensos y desoladas nieves.
Cada uno avanzaba embargado en aquella soledad sin márgenes, en aquel silencio verde y blanco, entre los árboles, las grandes enredaderas, el humus depositado por centenares de años y los troncos semi derribados que era una barrera más en su larga marcha. Y todo era a la vez una naturaleza deslumbradora y secreta. Y a la vez una creciente amenaza de frío, nieve y persecución en donde todo se mezclaba: La soledad, el peligro, el silencio y la urgencia.

Tuvo mucho miedo
Pablo Neruda sintió verdadero miedo. Creyó que había llegado su última hora. Que el ejército del general golpista les alcanzaría de inmediato. Incluso instantes antes de cruzar la frontera que le alejaría y durante muchos años de su querida patria.
Llegaron de noche a las últimas gargantas de las montañas argentinas y vieron una luz encendida que era un claro indicio de vida humana. Y al acercarse hallaron una desvencijada construcción y entraron. Y vieron grandes troncos encendidos en el centro de la habitación. Y  al albor de la lumbre vieron a varias personas que los acogieron, que nunca llegaron a saber si los conocían o no. Y alrededor de aquel fuego recuperaron fuerzas, cantaron y comieron, y chapotearon gozosos limpiándose el peso de la inmensa cabalgata. Y se sintieron frescos, renacidos, cuando al amanecer emprendieron los últimos kilómetros que les separarían de su patria. Y recuerda que se alejaron cantando sobre sus cabalgaduras llenos de aire nuevo, de un aliento que les empujaba al gran camino del mundo que les estaba esperando.

Patria. Una palabra antigua      
Patria es una palabra antigua, que algunos desean a unir a una entidad propia que los une y otros la ven como una curiosa conjunción de sentimiento identitario y materia de recuerdo.
Tanto es así que su primera acepción del Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia dice que patria: Es la tierra natal o adoptiva ordenada como nación a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos,  históricos y afectivos. Y en su segunda acepción el ser merecedor de ella: Hacerse acreedor a su gratitud por relevantes hechos o beneficios.
Aunque, mi respetuoso y modesto entender coincida con Neruda. Puesto que  su formación silábica y la composición de sus vocablos no consigue realizar una musicalidad que nos emocione ni nos fascine, como la palabra diversidad, libertad, democracia, fraternidad o la palabra amor, que ha sido considerada por un universo muy significativo como la palabra mas importante del año 2017. Al igual  que mediterráneo, que da nombre y contiene las estrofas más hermosas de la bellísima canción de Joan Manuel Serrat, considerada como la más bella historia de amor que tuvimos y tendremos en una misma canción.

El mal uso de la bandera
Lamentablemente, en España se ha hecho un uso exclusivo y abusivo de sus símbolos por algunos: De su bandera, que data del año 1785, año del reinado del Rey Carlos III, y de su himno nacional. 
Bandera que se le cambió el escudo real por el aguilucho y fue vilmente apropiada por las tropas golpistas del general Franco como enseña de su golpe militar y luego por  los herederos del franquismo.
Hasta que, con llegada de la Constitución de 1978, se adaptó el escudo real a la bandera roja y gualda, que a muchos les ponía nerviosos nada más verla y un sensato periodista y político, Santiago Carrillo y el  ex presidente del Gobierno Felipe González, la aceptan como bandera nacional.
Y no digamos nada aquí del desafortunado texto del himno nacional, con letra de José María Pemán, que se imponía en las escuelas franquistas a golpe de regla en los costillares. Letra que desapareció por fortuna.
Pero ni el esfuerzo de éstos y de otros líderes políticos, ni la llamada transición a la democracia, ni la propia Constitución de 1978  han conseguido que la mayoría de los españoles hagan suya la bandera roja y amarilla, manoseada por la dictadura franquista.. Y aunque en cualquier país europeo o americano el himno y la bandera son sus señas de identidad y un orgullo para sus ciudadanos, en España, todavía hoy, nos cuesta colocar la bandera española en el balcón de nuestras casas, aceptar el himno como emblema de nuestra nación y no digamos llevar alguna pulsera o una insignia en la solapa.  


Simbología en Cataluña. Fotografía © Agencia EFE

Simbología y poder. El inesperado e imprevisible impulso dado por los secesionistas
Para los independentistas catalanes,  la convocatoria del referéndum ilegal del primero de octubre de 2017, la total ausencia de garantías, la vulneración del estado de derecho, o las resoluciones del Tribunal Constitucional, no pueden ser  comparables a la corrupción del Partido Popular, las  cargas policiales, o las detenciones de sus dirigentes sediciosos por parte de la justicia española.  
Pero algo nuevo, imprevisible e inesperado entra en escena:
Impulsado por los secesionistas catalanes, en medio del tremendo caos catalán, se ha generado un sentimiento casi generalizado de aceptación de la bandera española. Y en toda España, como respuesta a la crisis catalana, hemos entrado en una descontrolada guerra de símbolos y de poder. Y no hay edificio de cualquier pequeña o gran ciudad, o de modesto pueblo que no esté cargada de simbología. Y la gente acude a las manifestaciones de apoyo a la unidad de España con la bandera roja y gualda sin complejos. Y se han disparado la producción y venta de  banderas españolas, camisetas, bolsos, gorras, pulseras, insignias,  e incluso correas para mascotas.  

La materia del recuerdo
Y es curiosa  esta enorme amalgama  de impresiones, de emociones, de circuitos eléctricos sentimentales neuronales y metafísicos que denominamos recuerdos. Aunque el recuerdo no sea exactamente creado por la propia experiencia de ciertos sucesos históricos acontecidos, como los que nos contó Neruda, sino de cómo esos recuerdos son almacenados en nuestra memoria, que ya nos lo advirtiera Antonio Machado: que una cosa es la materia del recuerdo y otra cosa bien distinta es el recordar. Puesto que al recordar no buscamos tanto la verdad histórica de nuestro recuerdo, sino el proporcionarnos un territorio placentero, balsámico, al cual poder asirnos y sustentarnos.


Portada del libro El Principito ©  Enrique Sainz Editores

Somos de nuestra infancia
Eso lo razonó certero Rainer María Rilke, cuando dijo aquello que la patria es la infancia  de cada uno. Y lo ratificó Antonie de Saint Exupery, en su maravilloso libro de El Principito, el libro de nuestros primeros años de escuela, en donde afirmaba rotundo que somos de nuestra infancia.
En España, ese sentimiento  cosmopolita lo experimentamos muchos en nuestras principales ciudades: Hay una constitución material de España que está en la intra-historia, que diría Unamuno, que tiene tres capitales: Madrid, Barcelona y Bilbao. Y en el breve pero intenso periplo europeo de nuestros primeros años.  En donde el vivir en las capitales de los países europeos occidentales, nos hacia sentirnos como en nuestra propia casa e identificarnos con el sentir identitario, solidario, social y cultural de las personas del hábitat en el que nos encontrábamos.
“Es uno mas de nosotros. Es un inglés, un francés, un italiano, un alemán, un sueco…”, pensaban en voz alta de nosotros orgullosos los nativos del lugar, nuestros amigos, las novias ocasionales y las personas de nuestro entorno más próximo, al albor de la vida social, cultural y de nuestros sentimientos europeístas de fraternidad, democracia y libertad.
Y ese sentirse ciudadano de un lugar y del mundo, nos hacia adaptarnos y formar parte del hábitat y del paisaje sin mayores complicaciones y sentirnos muy a gusto, sin olvidar nunca nuestros orígenes y nuestra identidad europea.

Un estado federalista
Y ese ir y venir, y las vueltas y revueltas de la vida y de la cabeza, quizá no eran exactamente  las de personas de una gran ciudad, sino las de personas sin patria en un estado federalista. Y era necesario mantener una armonía entre las tres capitales para señalar las singularidades de España.
La clave del estado de las autonomías  es que hay que respetar la diversidad y la pluralidad a través de sus instituciones.
La Constitución dice que España es una nación y reconoce el auto gobierno de sus nacionalidades y regiones. Y una propuesta de nación de naciones, que pretenda dar la soberanía a las nacionalidades o regiones, va en contra de la Constitución y de lo que significa la Unión Europea.

El problema territorial
“El problema territorial  de la España actual se resuelve debatiendo en la Cámara Alta, en el Senado. La Constitución dice expresamente que el Senado es la Cámara de representación territorial. Actualmente eso no es así. Y eso es la causa de los problemas actuales del estado autonómico: No hay un sitio específico en donde se puedan exponer,  resolver  y debatir de manera permanente la educación, los grandes problemas de obras públicas, la financiación fiscal y  autonómica, la representación de los hechos diferenciales, o la relación de la cultura catalana con la española, la gallega o la vasca”, nos dice Juan José Laborda.       

El sobrepeso
"El congreso de los diputados es la actual Cámara de Representación Territorial y las Comunidades Autónomas se relacionan con el Estado a través de los partidos políticos.  Y este sistema de los partidos políticos, que sufre ese sobrepeso de la representación autonómica ha ocasionado situaciones tensas en el País Vasco con el Plan Ibarretxe y ahora Cataluña. Y ese sobrepeso es la causa de los problemas actuales del estado autonómico.  Los partidos que  se encuentran fuera del sistema constitucional ahora tienen un gran protagonismo. Convergencia y Unió ha saltado por los aires. El problema catalán es actualmente un problema de partidos que se soluciona en el Senado", añade Juan José Laborda..

El ser español
Le ocurrió a la sin par escritora y periodista Rosa Montero, Premio Nacional de las Letras y mejor amiga,  que aceptó una entrevista de una redactora de El Español, el nuevo periódico digital  que dirige el ilustre Pedro José Ramírez,  firme impulsor de la libertad de expresión, de la crítica a la razón pura y del ser y la nada. 
Fue al final de la entrevista, con el magnetofón ya apagado, cuando paseaban las dos, entrevistadora y entrevistada, distendida, distraída y amigablemente, tras una larga charla sobre su dilatado trabajo y sobre la buena literatura. Tras despedirse.
-¿Te sientes orgullosa de ser española? Le preguntó la joven redactora distraídamente, como si no fuese la cosa con ella.
 -No especialmente.Como si fuera de otro sitio. La contestó ingenua y sincera la popular y  afamada entrevistada sin  darle mayor importancia a su respuesta.
Pero ese fue el titular de la entrevista:   No me siento orgullosa de ser española, y en letras de color negrita y en un tamaño de  varios cuerpos de texto, que tanto gustó al director de El Español, Pedro José Ramírez.

Me siento orgullosa de ser española
Sin embargo, unos años antes, adelantándose a futuros acontecimientos, el mítico periodista, escritor y fotógrafo, Francisco Cerecedo, entrevista al mito popular del momento: 
Un actor de la canción, Raphael, que rueda su primera película. Tituló Francisco Cerecedo.
Y en el mes de mayo del año 1966, la entrevista se publica en la popular y prestigiosa revista de información Blanco y Negro:

-¡Raphael, Raphael, Raphael! Salmodia el teatro en donde ofrece un recital.
Imposible continuar. Y a mi lado estalla el grito desgarrado y racial:
-¡Me siento orgullosa de ser española!
-Cálmese señora. Déjele cantar.
-¡Usted no es español!
-Si lo soy. Pero no puedo amar a España tanto como usted. Tengo el impedimento de la consanguinidad.
   
  
 

Manifestación en Cataluña. Fotografía © Jordi Socías
Un presidente xenófobo y ultra conservador Fotografía © Agencia EFE

Los supuestos vencedores, los primeros de  hablar de patria
Hoy, cinco jóvenes  palestinos han sido asesinados en Jerusalén, incluido un bebé. Y otros 170 ciudadanos palestinos han sido heridos de consideración, 25 de ellos de bala, por el belicoso ejército israelí en las manifestaciones de protesta producidas en los territorios ocupados ilegalmente por el estado de Israel en la tarde del día de hoy, Día Internacional de los Derechos Humanos,  y en los ataques indiscriminados de su aviación a las ciudades de Gaza y Cisjordania, a causa de la declaración unilateral de Jerusalén como capital de la patria israelí por parte del presidente estadounidense  Donald Trump, con la oposición del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y de la Comunidad Europea e Internacional.
A pesar de las serias advertencias de los líderes occidentales y árabes, Donald Trump dinamitó ayer unilateralmente el frágil consenso de 70 años en la comunidad internacional sobre la ciudad de Jerusalén y la violencia se ha desatado sobre la ciudad.
Los vencedores, aunque sean xenófobos, ultra derechistas o ultra conservadores, son siempre los primeros en hablar de patria. De la suya. Y el primer ministro israelí, el ultraderechista Benjamín Netanyahu, no desperdicia ocasión para continuar con el apartheid y la limpieza étnica de la patria palestina, mediante la creación de un estado confesional judío en el corazón del mundo árabe y la ocupación de su territorio, con sus ataques indiscriminados y el aniquilamiento impune de sus ciudadanos.  

Un mensaje oportuno, brillante y  necesario
Pero, en los primeros días del mes de octubre, ocurre lo mejor:
Su Majestad El Rey de España, don Felipe, un hombre sensato y cabal donde los haya, ante la “situación de extrema gravedad para nuestra vida democrática que estamos viviendo en Cataluña, con la pretensión final de la que Generalitat proclame ilegalmente la  independencia de Cataluña” advierte, en un oportuno mensaje televisado a la Nación el jueves 5 de octubre  de 2017, que “los legítimos poderes del Estado deben asegurar el orden constitucional”.
Y dirigiéndose “directamente a todos españoles” en el mensaje televisado confirmó “su compromiso y firmeza con la democracia, las libertades, la Constitución, la unidad de España y respeto a la ley, ante el inaceptable intento de apropiación de las instituciones y la deslealtad inadmisible”.  
Lo que nos infundió a todos una enorme tranquilidad, sosiego, seguridad y confianza en nuestra nación y en nuestro estado de derecho, en un mensaje directo, firme, inequívoco y  necesario, de acuerdo al ejercicio del papel de arbitraje institucional y constitucional que corresponde al monarca.
Mensaje brillante y certero a todos los españoles del Rey de España que fue reconocido por todos los presentes en la XXXIV Edición del Premio de Periodismo Francisco Cerecedo, del pasado viernes 22 de noviembre de 2017, que entrega y preside Su Majestad El Rey don Felipe, que agradeció sinceramente el gesto a todos los asistentes.

En Madrid. Una oscura y  fría tarde otoñal del domingo 10 de diciembre del año 2017, conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, a pesar de la era Trump, en  la anunciada visita del ciclón meteorológico Ana, que traerá fuertes ráfagas de viento, pero también las  esperadas y necesaria gotas de lluvia que llenen los pantanos, los ríos, alivien a todos los ciudadanos y den vida a los campos de toda España.

© Roberto Cerecedo. Todos los derechos reservados. Queda rigurosamente prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin autorización expresa por escrito del titular del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes.

lunes, 4 de septiembre de 2017


FRANCISCO CERECEDO
 CUARENTA AÑOS DE AUSENCIA

 
Francisco Cerecedo. Madrid 1975. Fotografía © Roberto Cerecedo
 
Fue lo más duro de mi vida, claro
A media mañana del jueves 1 de septiembre de 1977, el director del semanario de información Cambio 16, José Oneto, uno de sus mejores amigos, me llamó para decirme que mi hermano, el mítico periodista, escritor y fotógrafo Francisco Cerecedo había sufrido un ictus. Un derrame cerebral sanguíneo masivo, un “aneurisma intracraneano, hemorragia meningo-cerebral”, según el parte médico del Hospital Militar de Bogotá.
Me llamó a nuestra casa de la calle Almirante, 20 de Madrid. Francisco Cerecedo había encontrado la casa de su vida unos meses antes: amplia, soleada, de casi doscientos metros cuadrados, con tres salones, cuatro dormitorios, dos cuartos de baño, una cocina inmensa, y vecina a su territorio preferido, donde solía, a unos pasos del Oliver, donde acudía todas las noches a tomar su primera copa, y en la misma manzana del Gran Café Gijón, donde tertuliaba.
Nos habíamos trasladado allí hacía poco y la había ido amueblando poco a poco, festejando cada hallazgo, con grandes muebles y altos armarios de madera color caoba, de ésos que nadie quiere, por estar fuera de moda y porque no hay casa que pueda acogerlos y que tanto le gustaban. Aquel tercer piso de la calle Almirante tenía los techos muy altos, fuera de lo común, podían con todo. Era tan hospitalario como él.
Solía encontrar los muebles en el Rastro madrileño y la mayoría de las veces los adquiría por poco dinero. Y compartía su sonrisa amplia, entre sorpresiva, pícara y burlona, por la satisfacción que le producía cada hallazgo, con la del vendedor, que se desembarazaba de un armatoste más viejo que antiguo y de difícil colocación en el mercado.
El descubrimiento de la que sería su nueva cama, de barrotes negros y rematada con bolas doradas, amplia y alta, con una poderosa cruceta de hierro, fue uno de los más celebrados. La compró en un almacén al borde de una carretera camino de Salamanca, en compañía del buen periodista y mejor amigo Manuel Bueno, en un viaje que realizaban juntos.

Se lo disputaban
Los responsables de las nuevas empresas periodísticas ya habían advertido lo productivo que era tener a Francisco Cerecedo en sus Redacciones y se lo disputaban. Pero fue el también malogrado Juan Tomás de Salas, editor de Cambio 16, un imprescindible referente informativo de la lucha por la libertad y la democracia, quien se hizo con sus servicios a mediados de 1975, a instancias de José Oneto y a la vista de su trabajo en Posible, otro semanario de información general, editado por Alfonso S. Palomares y por Heriberto Quesada y a donde lo había llevado Miguel Ángel Aguilar. Y cuando apareció Diario 16 de Madrid, Francisco Cerecedo simultaneó su trabajo en ambos medios del grupo de Juan Tomás de Salas.
De modo que Francisco Cerecedo contaba, ¡al fin!, con una casa grande, confortable, acorde con sus deseos y con un trabajo estable y bien pagado, acorde con su profesionalidad y talento. Un trabajo que le permitía viajar con gastos pagados, sin tener que negociar a la vuelta la publicación de sus reportajes con el sedentario de turno, y una casa que le permitía abandonar la provisionalidad de las que había tenido hasta entonces.

Carta al director
A los veintidós años, Francisco Cerecedo escribió una carta al director del diario El Pueblo Gallego, de Vigo, su ciudad natal, para solicitarle colaboraciones y en la que hacía referencias autobiográficas y sobre sus conceptos de la religión, el amor y la época de vino y rosas que le tocaba vivir. Todo, en su peculiar línea irónica.
Carta que hoy en día sería del todo  impensable, que uno de nuestros hijos la escribiera y enviara al director de un medio de comunicación para soliciarle trabajo:
“Sr. Director: Quiero escribir en su periódico. Acompaño unos detalles biográficos por si le interesara una colaboración de estas características.
La última vez que nací fue hace 22 años en esta ciudad de Vigo. De mis anteriores nacimientos no guardo casi recuerdo alguno. Aparte que no podría decirlo. Pero ha influido en mi más el espíritu griego que el romano. Prefiero perseguir a una joven por la orilla del mar, salpicando en el agua, el aire lleno de sus risas, que asistir al circo de los gladiadores, leones y cristianos.
Estudié en los Jesuitas, graves varones que tanto han influido en mi formación, y una vez acabado todo lo que la ley reconoce que ellos podían enseñarme, me fui a hacer Derecho a Salamanca.
Allí, entre catedráticos, estudiantes y clérigos aprendí a disfrutar de los placeres de la mesa y el espíritu. Salamanca no era nueva para mí, no me sonaba a desconocido. Y es que probablemente hubiera estado allí anteriormente antes de llegar por primera vez.
Los que me conocen, Sr. Director, dicen que veo el mundo con una mezcla de cinismo y de ternura, y esto quizá le convenga para su periódico.
En cuestión religiosa, creo que en algunas cosas verdaderamente amables que me gustan y desecho otras que no encajan en mi estética particular. Soy algo irreverente, aunque creo que no es más que consecuencia de la reacción natural de estos temas al ser tratados con ese cinismo y ternura de que le hablaba antes. Si San Pedro resultara sin duda un buen anfitrión, estoy seguro que Satanás no lo sería menos, pues tiene amor propio y vale.
Mi paso sabe de bastantes caminos y bastantes horizontes. Navegando por el Rhin he oído a Paul Anka. Lorelei ha enmudecido, y dudo si no escuchará ella también. Ya no es la de antes.
He asistido en París a todas las puestas de sol de un mes de septiembre. Y unas cuantas que no pude contemplar habrá sido por estar amando.
De las mujeres no entiendo nada. Lo cual es ya saber demasiado. Sólo tuve una novia porque no pude conseguir que se quedara en flirt.
Me faltaba decir que ando buscando la mujer ideal, pero no sería verdad, Sr. Director. Y es que ya la he encontrado. Pero tuve poca fortuna pues ella también buscaba su hombre ideal y no era yo precisamente.
De las mujeres lo que más me gusta son los pechos. Recuerdo que ya me llamaba la atención cuando, siendo un adolescente, las diosas se apoderaban de mí sobre la arena.
No me gusta ir al cine con mujeres bellas porque el tiempo que paso sin verlas me parece tiempo perdido.
Soy monógamo por lógica, pues la poligamia suele dejar al hombre en ridículo.
No sé nada de política. Quizá sienta predilección por la influencia de la barba en la Edad Media. Por eso puedo discutir con cualquiera de luchas y partidos.
Amo a nuestro padre el vino sobre todas las cosas, y considero que, como regalo del más allá, no tiene precio. Y que el dinero que se da por él ha de tomarse como ayuda, tasa, óbolo pero nunca cambio de vulgar compraventa.
Me gusta conversar con los duendes que rebullen en el fondo de las tazas, platicar con ellos de todas las cosas, pedirles consejo, y luego poner la taza en mi oído para escuchar sus respuestas. Pero esto, naturalmente lo hago cuando estoy solo, sino la gente se escandalizaría.
Y nada más, Sr. Director, porque hablando de uno mismo no hay que olvidar la medida.
Gracias por haber dedicado su tiempo a mi carta. Quizá le interese una colaboración. Si es así, le agradecería me mandase avisar a la calle Progreso”.

Listo, ironico, vivo y tranquilo
“Listo, ironico, vivo y tranquilo”, así veía a Francisco Cerecedo el premio Cervantes de Literatura y amigo Francisco Umbral. Lo conoció en la casa que compartían Julia Barrero, su novia de siempre, y una de sus grandes amigas, la malograda periodista Juby Bustamante, casada con el periodista Miguel Ángel Aguilar. Y así lo escribió en su prólogo al libro de Cuco Figuras de la Fiesta Nacional (Ediciones Sedmay, Madrid, 1977).
“Su ironía y su inteligencia -prosigue Paco Umbral-, no tenían mucho que ver con lo que se entiende por la tradicional ironía e inteligencia gallegas, sino que ejercía una suerte de humorismo intelectual e idiomático más cosmopolita, y las vueltas y revueltas de su vida y su cabeza no eran exactamente las del campesino gallego, sino las de un hombre de gran inteligencia sin patria.
Y si mi primera sorpresa fue comprobar que tenía mucho mas talento de lo que sospechaba, mi segunda sorpresa fue el comprobar, asimismo, que gustaba a las mujeres mucho más de lo que yo ni siquiera había sospechado
Un día me dijo que había roto con el Blanco y Negro y con todo.
“-Ahora escribo por libre, como César González Ruano, y viene el ciclista a casa por las colaboraciones.”
Pero lo cierto es que se defendía mal y hacía viajes raros al Tercer Mundo, para la cosa de la revolución, y me llevaba a tomar té árabe a un salón que hay en la calle de Recoletos, que antes fue sala cultural, dirigida por el entonces desconocido Antonio Gala, con el nombre de El Árbol y antes un sitio para bailar donde iba algunas tardes la entonces desconocida Marisa Paredes.
Luego, con el despegue político del diario Madrid, Cuco empezó a funcionar ya como tal, llevó la ironía de su conversación a la prosa y lo hizo todo, desde los deportes hasta la política, con una sonrisa revolucionaria humorística y de escritor escéptico.
Le veía yo a Cuco entre Byron y Rimbaud, traficando en la causa de la libertad por y para lejanos países y lejanas razas, y siempre me contaba cosas de Arafat. Iba y venía a ese Oriente socialista y guerrero como un revolucionario romántico, y efectivamente había empezado a quedarle melena y barba de dandy de la revolución, y siempre aquella media sonrisa irónica y cordial”.



Con Felipe González, aeropuerto Madrid Barajas. 1977. Fotografía © Agencia estatal EFE

Por desgracia, la ilusión duró muy poco
En eso estábamos cuando surgió la posibilidad de acompañar al Secretario General del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, en su periplo americano. Allí, lejos de todo y de todos, encontraría la muerte.
El viaje era muy interesante, entre otras cosas porque el Secretario General del PSOE formaba parte del equipo de abogados que defendían a dirigentes socialistas chilenos encarcelados por el dictador Pinochet. Además, Francisco Cerecedo quería aprovechar esta cobertura informativa para realizar otros reportajes con los líderes de los movimientos guerrilleros de los países que iban a visitar, de los que era un gran conocedor y experto.
El martes 23 del mes de agosto de 1977 embarcaron en el último vuelo de Iberia al continente americano. Unos días después envió la que sería la última crónica de su último viaje: “El PSOE en las hermanas patrias”, que se publicó en el número del 11 de septiembre de Cambio 16.
Me llamó por teléfono nada más llegar a Bogotá desde el hotel. No recuerdo que nunca me hubiera dado noticias in situ en ninguno de sus viajes; creo que fue la primera y la única vez. También la que escuchara su voz a muchos kilómetros de distancia, desde el otro lado del mundo, para decirme que estaba bien, informarle de las llamadas y, como siempre, que “volvía enseguida”.
También recuerdo con absoluta nitidez, el desolado tono de voz y las palabras textuales del director de Cambio 16, nuestro amigo Pepe Oneto, al otro lado de otro teléfono en la calurosa hasta el agobio de la mañana madrileña de primero de septiembre: “Roberto, Cuco ha tenido un accidente en Colombia: es una embolia cerebral. Está muy grave. Está internado en el Hospital Militar de Bogotá. Lo están viendo los mejores médicos”.
No me lo podía creer. Todo tenía una sensación de irrealidad.

La libertad. Una asignatura pendiente
Era un tiempo en España en el que las mujeres ni siquiera podían abrir una cuenta corriente en una entidad bancaria si no tenían el permiso firmado del padre o de su reemplazo, el marido. Tiempos oscuros en los que la asignatura pendiente, curso tras curso, era la libertad que el régimen dictatorial del general Franco suspendía o aplazaba una y otra vez sine die; en los que al cruzarse en la calle con los grises, las fuerzas del orden público franquista, se apresuraba el paso, bajo los botes de humo y las pelotas de goma silbando sobre las cabezas y las sirenas de los coches de policía como música preferida. Total, 40 años de una España cutre, tenebrosa y arrastrada de los que 37 fueron vividos por Francisco Cerecedo. Su obra fue su trabajo periodístico; dejó escrito un fragmento de la vida de España y del mundo en años difíciles.

Sus artículos, su época, su pericia vital.
Sus artículos y reportajes, su obra, no por conocida, leída y releída no deja de sorprender como el primer día, tanto por la riqueza de su castellano, la de un escritor brillantísimo, como por ser la de un periodista adelantado a su tiempo, de una frescura tal que los cuarenta años transcurridos y la perspectiva que dicen que da tiempo, no hacen sino poner de relieve su lucidez.

El Premio Francisco Cerecedo de Periodismo
Francisco Cerecedo y Miguel Ángel Aguilar tenían una relación especial, quizá porque este madrileño de 1943 y aquel gallego de 1940 no sólo compartían ideas y creencias políticas y vitales sino la pasión del periodismo, estando licenciados uno en Derecho y otro en Ciencias Físicas, y el gusto por la ironía desmitificadora. Para Miguel Ángel, con la misma retranca que Cuco, Francisco Cerecedo era “su hermano”, como ha escrito. Desde el diario Madrid, no dejó de vincularlo a su trayectoria periodística y cuando los honorarios de Cuco no estuvieron a la altura de las posibilidades de la empresa, Aguilar lo llevó al semanario Posible, donde trabajaba, y Cuco se lo llevó después a Cambio 16. Miguel Ángel entendía y apreciaba como pocos el estilo y el trabajo de Francisco Cerecedo.
Por ello, para mantener vivo más que su recuerdo y la lección de periodismo que dio Francisco Cerecedo, creó e impulsó el premio de Periodismo Francisco Cerecedo desde la Asociación de Periodistas Europeos, cuya sección española fundó en 1981 y de la que es secretario general así como de la organización europea. En 1984 se celebró la primera edición del premio, bajo la Presidencia de Honor del otrora Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, actualmente su Majestad El Rey. Premio que preside y entrega Su Majestad el Rey don Felipe y que va por su XXXIV Edición.

Premio que Francisco Umbral glosaba en uno de sus artículos:
"El premio Francisco Cerecedo, va cogiendo cuerpo, pero las nuevas generaciones de periodistas siguen sin saber muy bien quién era Francisco Cerecedo.
Bueno, queridos niños, pues nada menos que Lawrence de Arabia, pero de izquierdas, un dandy galaico y desplanchado que tenía la biblioteca tumbada y una guitarra encima, cara de Jesucristo y pluma de conspirador.
Conspiraba por la noble y antigua causa palestina y muchas veces nos llevó a tomar té árabe a algún establecimiento de Recoletos o Alfonso XII, siempre para conocer a algún árabe embozado o vestido de tal, todos en la galaxia revolucionaria de Al Fatah.
Empezamos a comprender el peligro árabe, que sólo era peligro para el dinero internacional del petróleo, gracias al sabor profundo y perfumado de aquellos tés, que sabían a sobaco de hurí joven. Cerecedo era irónico en la conversación, deslumbrante para las mujeres, terrorista de la prosa, bien contra Arias Navarro, bien contra el fútbol, bien contra el cielo de los infieles.
Qué amigo con sus amigos. A Eduardo García Rico le salvó de morir con la cabeza sobre los adoquines fríos de la madrugada. A mí me brindó la amistad del gran Eduardo Blanco Amor, aquel prosista exquisito y malvado, pues Cerecedo estaba también, naturalmente, en la mafia cordial de los galaicos.
Conozco pocos gallegos que no escriban bien el castellano, pero lo de Cerecedo era ya la violencia sonriente de una prosa eficaz y polvoranca.
Los amigos siguen sacando libros con los artículos de Cerecedo y las fotos de mi señora. No quería yo que se me escapase la cola de 1998 sin glosar el último premio del año y la memoria de un escritor periodista y conspiratorio que puso alegría en el Café Gijón, nocturnidad en Oliver y susto en todas las almas cuando moría en Colombia, como del rayo, en compañía de su gran amigo Felipe González. En la sesión que digo estaban Haro Tecglen, el gran José Luis Fajardo, que le puso un cielo de hojalata expresiva y adumbradora a nuestros sombríos setenta, Javier Pradera y tantos. Y tantas, que Francisco Cerecedo iba dejando un reguero de mujeres, pues siempre estaba haciendo biografía".

Cuarenta años de ausencia
Son cuarenta años de una ausencia que me ha marcado para siempre, en una España que dio un giro espectacular y una lección de tolerancia y civismo al mundo al reconquistar para el pueblo la democracia perdida, a la que Francisco Cerecedo tanto contribuyó unas veces con su fino humor y su pluma y otras enfrentándose a los grises o corriendo delante de ellos.
Una ausencia de cuarenta años que han sufrido amigos y colegas, pero, como se recoge a lo largo del libro La última vez que nací escrito por su hermano, el también periodista Roberto Cerecedo, Colección Memorama, editado por  Ediciones B, en el año 2002, quienes quizá más la hayan sentido, además de mí mismo, que era su primer protegido, han sido los desprotegidos de la tierra, desde los vecinos y las calles de sus ciudades a los ciudadanos de allende las tierras. Todos encontraron en Francisco Cerecedo un valedor.
Una ausencia ya de cuarenta años, muy propia de él, uno de esos viajes que de tan largos parecían eternos y a los que nunca logré acostumbrarme del todo. Como éste.

En Madrid. Una tarde noche despejada y calurosa del domingo 3 de septiembre del año 2017. Conmemoración de Cuarenta Aniversario del fallecimiento del mítico periodista, escritor y fotógrafo Francisco Cerecedo.

© Roberto Cerecedo. Todos los derechos reservados. Queda rigurosamente prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos Internet, la reprografía y el tratamiento informático, sin autorización expresa por escrito del titular del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes.


martes, 18 de abril de 2017

LA EDAD DEL  RESPETO

EL POPULISMO Y OTRAS FINAS HIERBAS

¿Heroínas o tigresas? Fotografía © José Arsilio

El impacto
El método siempre predispone el resultado, esto ya lo decía Descartes y al cruzar prudentemente un amplio paso de cebra, tal vez el mas amplio y populoso de Madrid, a lomos de mi biciclo plegable sin motor, me topo con un joven treintañero con flequillo a lo beatle y gafas oscuras de todo a cien, vestido con unos pantalones grises  y una sahariana deshilachada y agujereada,  de color negro, de esas que se compran a muy bajo precio, a costa de mano de obra de mujeres esclavizadas en países asiáticos, con sueldos de miseria, que no llegan a los veintiocho euros al mes y, de improviso, su hombro golpea con fuerza al mío, lo que me hace casi perder el equilibrio.
Con el hombro dolorido del impacto paro la bicicleta  y recabo su atención, puesto que él prosigue su camino sin detenerse como si tal.  Pero no solo se detiene, sino que acelera su marcha dando voces ininteligibles por el carril bici.

El teléfono móvil
Y cuando cruza la calle al otro lado, veo que le suena el teléfono móvil con la música del oeste del compositor italiano Ennio Morricone de el Bueno, el Feo y el Malo  y sus pies se quedan clavados en el asfalto y una chica tropieza con él y no se da cuenta. Tampoco  es capaz de moverse hacia un lado, para ceder el paso a un venerable anciano que camina con un andador y ante los gritos de su cuidadora social. Y tan solo se mueve cuando oye el concierto de bocinazos, improperios e insultos que le dedican los conductores de los automóviles, la mujer y los viandantes.

En el mismo sitio
Casualmente, al día siguiente, me lo encuentro en el mismo sitio. Paro, me bajo de la bicicleta, la apoyo en el árbol más próximo y le pido explicaciones educada y pacientemente  a su comportamiento. Pero me pone cara de póker, me dice que no sabe lo que había pasado y no se disculpa de su agresión. Y cuando le hago saber su incomprensible actitud, me contesta, ahora si, que no tenía idea de lo que había sucedido, pero que no tengo derecho a dirigirme a él, que él se merece un mejor trato y debo ser mucho más respetuoso.

La diferencia entre lo que está bien y está mal
Recogí la bicicleta. Me fui sin contestarle. Y lamenté muy de veras la perdida de conciencia de aquel chico y que no supiera distinguir la diferencia entre lo que está mal y lo que está bien. Y fui incapaz decidirme entre, el aplaudir su ocurrente respuesta  quijotesca de maestro avezado o  de loco de atar, o hacerle ver el lamentable estado mental de su actitud.
Una actitud muy desconcertante y llamativa. Al igual que la de ciertas chicas y chicos españoles de su generación, que caminan por la calle con los pantalones semi bajados enseñando los glúteos.

Pantalones rajados
O la de aquellos otros, con los pantalones agujereados, rajados y completamente rotos a gironazos, a la altura de las rodillas y las pantorrillas, que recuerda mucho al presuntuoso y fallido eslogan de La arruga es bella, que una prestigiosa y conocida firma española de confección comercial pretendió introducir en el mercado hace unos años, con sus camisas todas arrugadas, echas una mierda, con perdón.

Los cánones de belleza
Es muy respetable el que uno pueda salir a la calle con el pelo de cuarto creciente y teñido de color púrpura. O recogido su pelo abundante en una enorme coleta hacia atrás y vestido elegantemente con una camisa blanca de mangas recogidas, desde la bocamanga hasta el codo o camisa a cuadros de leñador.
O el poder pasearse por la Gran Vía madrileña vestido de nazareno ensangrentado, con una  malla de hierro ensortijada compuesta de tornillos de hierro y de escapularios colgados al cuello. O con los clavos de la crucifixión clavados por todo el cuerpo, como dolorosas teas encendidas recolectadas en dios sabe donde o en donde cristo dio las tres voces. No quiero dar ideas.  
Aunque alguien se empeñe en afirmar,  que lo que está roto, arrugado y hecho una mierda supera siempre todos los cánones de belleza conocidos. Y como dejó dicho mi hermano, Francisco Cerecedo, la mierda debe ser de una calidad excelente, porque veinte millones de moscas nunca puedan equivocarse.

Rajoy tendrá que declarar en persona
En un momento además, de vuelta a casa. De vuelta a lo antiguo de los pretendidos recién llegados. Ahora que ya ha finalizado la Semana Santa católica, apostólica y romana, en donde los más fieles devotos se hincharon a marisco en los mas afamados  restaurantes a pie de playa.
Ahora que, para los que se han incorporado tarde, que por primera vez, Mariano Rajoy será el primer Presidente del Gobierno español en ejercicio de toda la historia de la Democracia de España,  que acuda a declarar como testigo ante el Tribunal de Justicia de la Audiencia Nacional. Y lo hará por un supuesto gravísimo caso de corrupción de financiación ilegal del partido le sustenta, que sustenta al Gobierno de España. El Caso  Gürtel. Y esta vez no podrá declarar por video conferencia o través del plasma.
Los Jueces le obligan a declarar en persona en el Juzgado de la Audiencia Nacional, el próximo miércoles 26 de julio de 2017.
No. Estamos en España. Rajoy no dimitirá, ni convocará nuevas elecciones anticipadas, como lo hará la conservadora primera ministra británica, Theresa May, el próximo jueves 8 de junio, para afrontar con mas fuerza las negociones del Brexit, para pretender reforzar su frágil mayoría parlamentaria.

El ex vice del Gobierno aumenta sus dividendos
Ahora, que el que fuera  igualmente vicepresidente del Gobierno de España, el tesorero del partido del Gobierno y los implicados en el caso Gürtel, hayan aumentado sustancialmente los dividendos de los intereses de sus cuentas.
Ya se sabe, lo dejó dicho Francisco Cerecedo: que los ladrones que discuten en el garaje sus diferencias en el reparto del botín huyen todos juntos en el mismo automóvil cuando oyen acercarse la sirena de la policía. 

El ex presidente de la Comunidad de Madrid en la cárcel
Ahora, que la Guardia Civil a detenido en su domicilio y el juez ha metido en la cárcel al ex presidente de la mismísima Comunidad de Madrid, Ignacio González, mano derecha de Esperanza Aguirre, la lideresa, predecesora en el cargo, por el que ponía la mano en el fuego, y ha destapado la olla de corrupción en el Partido Popular.
Ahora que la lideresa ha declarado igualmente como testigo ante el juez.

El consejero delegado de La Razón detenido. Imputados su presidente y su director. Citado como testigo el propietario
Ahora, que ha sido detenido, en la misma causa,  el consejero delegado del diario La Razón, Edmundo Rodrigo Sobrino. Y ha sido citado a declarar como testigo el propietario del mismo diario José Crehueras. Y como imputados  su presidente, Mauricio Casals y  su director, Francisco Marhuenda.

 

La detención de un atacante anti sistema al presidente Adolfo Suárez en el año 1990
Fotografía en exclusiva © Roberto Cerecedo


Nuevos jóvenes prepotentes y altaneros
Son los nuevos valores del relevo generacional que la sociedad experimentó o sufrió, según se mire. La de los nuevos jóvenes prepotentes y altaneros, muchos de ellos radicales y anti sistemas. Que les da igual interrumpir una conferencia en la Facultad, porque no les gusta el conferenciante, o a los mas radicales, asaltar una librería dando voces, agrediendo y amenazando de muerte a todos los presentes, tirando los libros al suelo en su afán de conocimiento intelectual, destrozando el mobiliario y lanzando gas mostaza en su huida, para provocar la asfixia, mareos y  vómitos convulsivos a los invitados allí presentes, y hasta quemaduras oculares que lleguen a la ceguera. Tema que  próximamente me ocuparé de ello y les contaré en detalle.
Es la generación de jóvenes mejor formada académicamente de la historia, pero con un pobre bagaje intelectual y de cimientos de tolerancia y respeto en donde poder sustentarse, para enfrentarse al día a día de un mundo cada vez mas plural,  tolerante y globalizado, en donde no solo vale un título universitario.    
   
Majestad, trátame de tú
Ocurrió en la retransmisión en directo de la final del Euro Basket. Créanme. A una, no tan jovencita María Victoria Albertos, periodista titulada de la plantilla de la cadena de Tele Cinco, le tocó en suerte entrevistar al Rey de España. Y hete aquí que la supuesta periodista deportiva de Tele Cinco, no la conozco de nada, se acercó a la zona vips ocupada por su Majestad El Rey don Felipe. Y el Rey, un hombre accesible, respetuoso y cordial acepta la entrevista. Y ésta comienza la entrevista diciéndole:
-Estuviste con los jugadores antes, desde la fase de preparación.

Así con dos ovarios
Y me dicen los compañeros asistentes, que ellos mismos, el servicio de seguridad, el director de comunicación y el jefe de protocolo de la Casa Real no salían de su asombro. Aunque pensaron, que era producto de los nervios.
Pero no. Con dos ovarios.
La chica, exponente de una generación prepotente y aplicada, que saca matrícula en egocentrismo y suspende en ponerse en lugar del otro, volvió a la carga, por si los periodistas allí presentes no la habían oído bien.
-Te comprometiste a que si ellos llegaban a la final ajustarías tu agenda para estar aquí con ellos. Ellos han cumplido y tu también.
No hubo manera de frenarla. El Rey aguantó sonriendo aquel tratamiento de María de la Victoria tan irrespetuoso como vulgar, narcisista, individualista, sin empatía, de la generación Yo y Yo. Tan solo le faltó decirle: Trátame de tú, Majestad.

La ropa influye directamente en la actitud de persona que la viste
Asimismo y cada vez mas, la gente corriente de la calle se pregunta cómo es posible que Manuel Pablo Iglesias Turrión, el joven dirigente mediático del  radical partido populista Podemos, pP, fruto del descontento, asista a las sesiones del Parlamento y fuera ver a Su Majestad El Rey, al que trata sin mayor consideración, en mangas de camisa, con una camisa almidonada pasada de moda, de todo a cien, en una actitud anti sistema muy bien estudiada.

Debates internos y Premios Goya
Y, a la vez, asista a los debates de su Partido con chaqueta y corbata, por respeto, dice. Además de presentarse en la Ceremonia de Entrega de los Premios Goya  de Cine con un elegante esmoquin, no se sabe si rescatado del fondo del armario de su casa o alquilado para la ocasión, consciente de que la ropa influye directamente en la actitud de la persona que la viste. Y es obvio, que con ello revindica el grado de poco respeto a la gente dice defender y a las Instituciones del Estado, además de los peinados y tatuajes.

Indicativos de clase social
No olvidemos que en el antiguo Japón, los tatuajes eran indicativos de la clase social a la que pertenecían sus ciudadanos. Y adaptamos los roles, los peinados y características intrínsecas a ese tipo de vestuario como símbolo de clase y de poder y transmitir con él fuerza y cierta superioridad.

Dandismo
Lo ha dicho certero Juan José Laborda, el que fuera  presidente del Senado de España en dos legislaturas consecutivas:  Que la manera de vestir de Unidos Podemos es dandismo. No es una manera del vestir como de un obrero, sino por el contrario, es una actitud dandista de ser diferente a los demás, vistiendo de manera peculiar. No es la representación de una clase social. Es dandismo.

La credibilidad
Y me dice una conocida experta en comunicación visual, que cuando vemos bien vestido y peinado a un político su credibilidad aumenta. Y si un mandatario lleva un traje sin arrugas, que le quede perfecto de hombros, y el tono y el tejido de la camisa le favorecen y la corbata está bien elegida, transmite seguridad. Y que un buen ejemplo fue Barak Obama, me añade, que nunca arriesga con sus estilismos y todo está en él medido y sus trajes son impecables, me explica.

El poder político y religioso
El estatus y el poder implican un alto grado de control y eso es algo que se puede transmitir fácilmente con nuestra vestimenta y aspecto, me afirma certera. Que viera sino como trasmiten los vestidos en la Semana Santa, y el poder político y sobre todo el religioso que transmiten.

María Dolores de Cospedal. Ministra de Defensa de España en  la Semana Santa
Fotografía © Ismael Herrero. Agencia Estatal Efe.

Bandera a media asta 
Tal es así, que una vieja amiga irlandesa me solicita la conduzca a la ciudad de Castilla La Mancha de Toledo, que tiene muchas ganas de conocerla.
La contesto que estamos en la denominada Semana Santa y que habrá mucha gente. Una mala época para hacer turismo y conocer la ciudad. Pero ante su insistencia nos trasladamos en su coche a Toledo el fin de semana y allí comprobamos que la bandera española se encontraba bajada, a media asta, en todos cuarteles y en casi todos los edificios oficiales.
Ella, sorprendida, interesada y curiosa, me preguntó la razón y yo supuse que sería por la primera mujer Ministra de Defensa de España, Carme Chacón, fallecida recientemente.
Pero un viandante interviene en la conversación para decirme que no. Que es para conmemorar el fallecimiento de Jesucristo. Y seguidamente, otro viandante que pasaba por allí, de cierta edad, añade, que es una vergüenza la enorme falta de respeto a un Estado laico y aconfesional.

La comparecencia en el Congreso
Y nos informa, que el Partido Socialista ya ha solicitado la comparecencia en el Congreso de la actual Ministra de Defensa, de mi admirada María Dolores de Cospedal, quien durante todo el pasado Jueves Santo y Viernes Santo ha participado en todas las procesiones de Málaga y en Jerez de la Frontera, tocada con una soberbia peineta negra que parecía un andamio, me dice, un velo negro en el que se podía resumir toda la España negra y un collar de perlas Majórica,  a razón de los entendidos en vestimenta religiosa, para que explique porqué, durante la Semana Santa, ondea la bandera de España a media asta en el Ministerio de Defensa  y en todas las unidades, bases, centros y cuarteles militares.
Y antes de irnos, les damos las gracias a uno y a otro por su certera información y volvemos a Madrid.           
  
Sorry
En el mundo anglo sajón está en boca de todos la socorrida palabra please y sobre todo el sorry. Y enseguida brota el decir gracias o el pedir perdón educadamente, sobre todo si le das a alguien un tremendo empellón sin querer en medio de la calle, como me ocurrió a mí. O si sacas el  teléfono móvil del bolsillo y tras pulsar la tecla, tropiezas con todos. O si caminas ciego, con los cascos a todo volumen, escuchando lo último de los Rolling Stones, que es como si estuvieras solo en este mundo. Y no existe el tuteo en el respetuoso you inglés.

Lo primero que llama la atención al visitante
Y lo primero que llama la atención al visitante, de otro país diferente al nuestro del otro lado del Atlántico que viene a visitarnos en busca de la buena comida, el sol, la playa, la diversión y buen rollo, es el poco respeto a las formas más elementales de convivencia. Sobre todo en los bares y restaurantes, en donde los camareros se dirigen a ellos con un inequívoco tuteo familiar y agresivo de: ¿Qué es lo que quieres?, como si fuera una molestia para ellos el servirles.

Compartir mesa
Y el compartir mesa con desconocidos es normal en los países anglosajones.
En algunos sitios piden permiso para sentarse contigo. Pero en la mayoría de ellos, se sobre entiende que cualquier sitio está disponible. Y comer todos juntos resulta muy indicado para crear ambientes informales de jóvenes relajados y contribuyen a fomentar las relaciones públicas, derribar las barreras psicológicas y a rentabilizar el local. 
En España tenemos el ejemplo de las innumerables tabernas y los bares de tapas, distribuidos por todo el país, en los que todos permanecen de pie y es fácil acabar hablando con el de al lado.

Los desperdicios
Pero es muy llamativo  en nuestro país, además del tratamiento familiar y faltón a nuestros mayores y desconocidos, la enorme facilidad del tirar al suelo todos los desperdicios de la comida, servilletas usadas, además de los billetes de metrobús, papeles y colillas del tabaco. Y ojo, al que se le ocurra llamarles la atención, porque hemos fabricado a una generación de jóvenes muy mal encarados.
Diálogo de sabios. Dibujo © Ferreres

La amenaza de los populismos a la democracia europea
Afortunadamente, comparece mi amigo Adam Michnik, premio Francisco Cerecedo de Periodismo en la Fundación Carlos Amberes de Madrid, para explicarnos a todos la amenaza de los populismos a la democracia europea.
Un hombre breado en estos asuntos, nacido en Varsovia, editor de la Gaceta Wyborcza, que fue expulsado de la Facultad de Historia de la Universidad de Varsovia por participar en las protestas contra la decisión del régimen de suspender las funciones teatrales de la obra Los Antepasados de Adam Mickiewick y condenado a tres años de prisión por participar en los llamados Eventos de Marzo y se le prohibió la continuación de sus estudios. Además de haber sido consejero del sindicato Solidaridad y tener en su haber numerosos libros sobre la Iglesia, la Izquierda, la Tolerancia, la Convivencia o el Dialogo entre los Pueblos y haber publicado sus numerosos artículos en casi todos los medios de comunicación europeos y americanos.
Puesto que me convence la irónica definición de que populista es aquel que, constantemente, ensalza al pueblo, pero en el fondo lo desprecia, que dice Manuel Rivas.

El populista práctico
Adam Michnik nos pone al día de las andanzas populistas de personajes como Putin, Le Pen, o de Donald Trump. De lo que supone que el presidente del país mas poderoso del planeta, se atreva a decir que le podrían parar en medio de la Quinta Avenida estadounidense, en Manhattan y disparar a alguien y aún así no perdería votos. Y lo peor, es que muy probablemente tiene razón y seguiría contando con un gran número de seguidores incondicionales.
Es el populismo práctico de nuestros días. Y lo fácil  que es protestar contra el sistema por los anarquistas y anti sistemas y desde dentro. Pero no menos fácil el hacer algo por el país en donde vives y trabajas, y no esperar a que lo hagan otros por ti. Asentar así, el sistema representativo, de una inmensa mayoría de ciudadanos, es mucho más fácil.

El Timo de la estampita. El Timo del Toco Mocho
Y por asociación de ideas, me viene a la cabeza un popular timo muy conocido, que no por ello, continua haciendo estragos: El Timo de la Estampita o el  Timo de el Toco Mocho. El populismo frente al popular Timo del Toco Mocho.
Timo, en donde, como se sabe, el que hace del personaje del gancho trata de convencer al incauto de la gran obra de caridad que supone el comprarle al personaje que hace del tonto todas las estampitas del Niño Jesús, que lleva en un sobre, por el módico precio de tan solo de tres mil euros. Ya que el pobre hombre es deficiente mental, todo le da igual y no se ha enterado de lo que realmente  quiere vender por  un euro la unidad,  no son estampitas del Niño Jesús, sino billetes de quinientos euros.
Que todo será confidencial, que quedará entre ellos dos. Y que todos, incluido el tonto, saldrán beneficiados en la operación. 
Para que, cuando el incauto abra el sobre y se de cuenta de que en realidad son recortes de periódico lo que ha comprado, no billetes de quinientos euros, ya sea demasiado tarde.
 
Los puntos fundamentales en donde se cimenta el populismo y las dictaduras
Y hay ocasión para preguntar al maestro Adam Michnik, cuales serían a su juicio, los tres o cuatro puntos fundamentales en donde se cimientan los populismos, para que, de una manera fácil y rotunda se pueda descubrir a tiempo el timo de los populismos y no caer en la trampa del timo de la estampita o del toco mocho.
A lo que el maestro responde certero, que es una pregunta muy difícil de responder. Puesto que es muy difícil de descubrir y a tiempo, algo tan difícil de detectar por el ciudadano como son los populismos, debido a su capacidad camaleónica para ocultarse y presentarse ante nosotros y ante los mas necesitados, que dicen defender, con ropajes mas o menos democráticos y propuestas ilusionantes que darán salida a todos nuestros problemas.
Y que las dictaduras ya no vendrán por métodos violentos. Vendrán por la complacencia y la ignorancia de la gente. 

Cuerpo a tierra que vienen los nuestros
También me viene a la cabeza la oportunidad única de la social democracia, que siempre ha sido la seña de identidad del Partido Socialista, para aglutinar en torno suyo a la izquierda tolerante, progresista, democrática y su especial sensibilidad por los más débiles.
Pero se contrapone, si  bien es cierta, la rebelión golpista y anti democrática proveniente del sur, del todo poderoso aparato del partido para tumbar a todo un secretario general. Y el bochornoso espectáculo del Comité Federal del primero de octubre de 2016  que ahora dirige la Comisión Gestora, que va terminar siendo investigada por el titular del Juzgado de Primera Instancia número 15 de Zaragoza, al admitir a trámite la demanda interpuesta por un afiliado socialista aragonés José Ignacio Martín Maestro, el coordinador de Izquierda Socialista en Aragón, por supuestas ilegalidades e irregularidades cometidas en aquel cónclave.
Y habrá que esperar que el nuevo secretario general del partido socialista sea reelegido en tiempo y forma, el 21 de mayo de 2017, en un proceso limpio, libre y democrático. Puesto que me dicen que volverá a presentarse el mismo y que Pedro Sánchez repetirá con holgura . Mientras tanto, me dicen, es preventivo, un oportuno cuerpo a tierra que vienen los nuestros.      

Podemos. Un estado de ánimo pasajero o una flor de un día
¿Qué es entonces el Partido populista Podemos, como así lo define su propio secretario general?  ¿Un estado de ánimo pasajero o una flor de un día?
El cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, que  está al lado de las tesis del secretario general Manuel Pablo y carga abiertamente contra el proyecto de Iñigo Errejón, un hombre de aspecto aniñado, pero no por ello aparentemente mas frágil y moderado, y que critica, abiertamente, la estrategia de esta formación, nos da ciertas claves al  afirmar rotundo, que el Partido Podemos ha sido rehén del infantilismo, se ha creído las encuestas. Y que no basta hacer un discurso hueco, adornado con una labia sin par, y embellecido con el oropel de las televisiones, si verdaderamente no planteas una alternativa real y clara, afirma.

¿Qué sabes hacer?
Este análisis coincide con muchos de nuestros jóvenes. Y  si les preguntas a la mayoría de licenciados, o jóvenes estudiantes de periodismo a punto de finalizar su licenciatura, que estarían dispuestos hacer en una redacción, todos te responden prepotentes y presuntuosamente  lo mismo:
–Yo podría hacer la Editorial o la columna de la Última Página del periódico.
No te dicen humildemente que lo que sea, con tal de aprender y hacerse un hueco en la redacción.

Un buen caldo de cultivo de los partidos emergentes
Y quizá eso explique, que sean caldo de cultivo de anti capitalistas, de anti sistemas ilustrados, anarquistas quechua,  moderados de Democracia Real Ya, universitarios desencantados, con una engañosa, dandista y antigua estética perrofláutica y okupa, y de conocidos históricos libertarios provenientes de los centros auto gestionados de Patio Maravillas, Casablanca y Malasaña, que emergen de vez en cuando bajo las siglas del primer tiempo del plural del verbo poder.
Y  que  la mayoría de ellos, de estos jóvenes estudiantes acabaran blandiendo un cartel en las concentraciones del 15 M de la Puerta del Sol, embrión populista del partido que lidera Manuel Pablo, en el que decía: Joven. Estudiante. Sin trabajo. Sin casa. Sin pensión. Sin miedo.
Claro, si eres joven y estudiante y vas así por la vida, no puedes tener un trabajo remunerado. Y sin trabajo no puedes alquilar o comprar una casa. Y sin un trabajo fijo no cotizarás a la Seguridad Social y no podrás acceder de mayor a la pensión te corresponda. Aunque para ello te sobre todo el  tiempo del mundo y no tengas ningún miedo.


Concentración estudiantil. Fotografía © Francis Tsang
La inevitable edad del respeto
Vivimos inevitablemente en la edad del respeto y las buenas costumbres. Sobre todos los que ya tenemos una edad merecida. Y nadie tiene porque sonrojarse con los extranjeros que nos visitan, cuando se quedan perplejos tras comprobar la progresiva pérdida de las normas más básicas de educación y de respeto de los más jóvenes y no tan jóvenes hacia sus mayores y los desconocidos.
Y  al ver como los comerciantes, funcionarios, camareros y dependientes de nuestro país se dirigen a ellos con un tuteo familiar, cutre, prepotente y agresivo: ¿Qué es lo que quieres?, que parece como si fuera una molestia para ellos el servirles.
Después de la guerra civil se ha generalizado el tuteo en España. Y el tuteo era  el modo de dirigirse entre los comunistas y los falangistas de antaño. Pero socialistas, como lo fuera don José Prat, para elevar la condición de los trabajadores, los trataban a todos de usted.
 
Existen casos excepcionales
Afortunadamente existen casos excepcionales, como el de aquella joven periodista española, muy inteligente, modelo de simpatía, muy mona por cierto, que me encontré recientemente en la Celebración del 94 Aniversario de los Corresponsales de Prensa Extranjera, que se esfuerza en el día a día por adquirir conocimientos y ser primero mujer y después una competente periodista, que  respetando la noble edad se dirigió inicialmente a mí de usted, y me pidió permiso para hacer uso del tratamiento más coloquial. Y eso dice mucho a favor de la juventud que representa.
 
En Madrid. Una tarde soleada primaveral del día 16 de abril del año 2017. Domingo católico de la supuesta resurrección a la vida, tras ser crucificado y dado por muerto, del ciudadano palestino Jesús de Nazaret, nacido en la ciudad de Belén, Palestina, actualmente ocupada ilegalmente y por la fuerza, por las tropas israelíes.
© Roberto Cerecedo. Todos los derechos reservados. Queda rigurosamente prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin autorización expresa por escrito del titular del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes.
 

viernes, 23 de diciembre de 2016

LA FOTOGRAFÍA Y LA DIGITALGRAFÍA

El implacable acoso de la Industria Digital a la Industria Fotográfica
 

Un baño multitudinario en Islandia. Fotografía copyright de Ana Nance


Son muchas las voces
Son ya muchas las voces que se alzan. Algunas de enorme autoridad y prestigio. Como la del maestro y mejor amigo Joan Fontcuberta, ganador del Premio Hasselblad, considerado por muchos como el Premio Nobel de la Fotografía. De Chema Madoz, un agudo ensayista de nuevas formas de expresión. Y, recientemente, la opinión de Sebastiào Salgado. Un obligado referente en la fotografía periodística de todo el planeta. Incluso de Andrés Raya, profesor de dirección general y estrategia de Esade.

Sobresaliente labor
Además de la sobresaliente labor que viene haciendo, con sus certeros Talleres de Fotografía, el sin par Pasquale Caprile desde su céntrico Estudio y Tienda de Fotografía de Madrid. O la fenomenal  labor de Javier Guió, desde el Laboratorio Profesional Interphoto. O la de Antonio del Solar, que en su Taller Fotográfico Panatronic arregla y re compone todo tipo de cámaras fotográficas y cámaras digitales.

La post Fotografía
Todos coinciden: El universo digital nos ha llevado, si alguien no lo remedia, a la post fotografía. A una situación nueva de simple entretenimiento visual: A la Digitalgrafía. La imagen se ha banalizado y no se toma para durar. No tiene emoción. Con la llegada de digitalización se empieza hablar de post fotografía. Y es implacable y desmedido el acoso de la industria digital a la industria fotográfica.

La memoria y la veracidad informativa
Coincido con todos ellos. Puesto que el principal sustrato de la Fotografía Documental hunde sus raíces en la memoria y en la veracidad informativa. En el dar testimonio de las causas justas. Y en una incuestionable técnica basada en la pigmentación natural.

Los franceses Daguerre y Niépce
Ese, y no otro, fue el sentido del descubrimiento de la Fotografía por los franceses Louis Daguerre y Nicéforo Niépce, en el año 1826, al descubrir la alta sensibilidad de los compuestos salinos de plata, del yoduro, cloruro y bromuro, que se descomponen a la acción de la luz, formando cristales de plata metálica negra.

El origen de la Fotografía
Materiales fotosensibles que depositaron en placas de vidrio, el Daguerrotipo, que a continuación revelaban y positivaban hasta conseguir una imagen suficiente y permanente. Y ese fue también el interés del neoyorquino George Eastman cuando, en el año 1890, crea la película en rollo en un soporte de acetato de celulosa, facilitando así la toma de imágenes en una misma carga, fácil de almacenar, revelar, positivar y mantenerlas casi a perpetuidad. Y el origen de la fotografía contemporánea.

El Daguerrotipo. Primera aproximación a la Fotografía Contemporánea
El Daguerrotipo fue sin duda la primera aproximación a lo que hoy conocemos por Fotografía. Y, además de lo obvio, existen dos diferencias básicas y bien diferenciadas entre ambas concepciones.
La primera, es que el Daguerrotipo no es un negativo: Es una copia única. Y la segunda, es que su nitidez y su calidad son espectaculares.

Se guardaba en un estuche especial
En su lado menos positivo, el Daguerrotipo poseían una peculiaridad muy particular: Se oxidaba fácilmente. Por lo que una vez revelado y fijado era muy conveniente guardarlo en un estuche cerrado, similar a los utilizados  por los relojeros para proteger sus relojes de oro, ya que el Daguerrotipo era muy sensible al oxígeno y podía deteriorarse la imagen obtenida por este procedimiento.

La escritura con luz
La palabra Photosgraphien, Fotografía, proviene de los vocablos griegos Photos, Luz, y Graphien, Grabar. Y según los entendidos su traducción literal es de Escritura con luz. Lo que demuestra, a las claras, que la Fotografía es el Arte o la Ciencia, por la cual se graba, fija o escribe una imagen, por medio de la luz.

El Arte de la Cámara Oscura
Y el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el RAE, la define: Como el Arte por el cual se graban o fijan por medios reactivos, en superficies preparadas, las imágenes obtenidas en la cámara oscura. Puesto que si en una reducida habitación cerrada y completamente a oscura, practicamos un agujero con un taladro en una de sus paredes, orientado a un paisaje o una escena iluminada, esta imagen se reproducirá, invertida, en la pared opuesta del agujero. Y tan solo resta retenerla.

La credibilidad de la fotografía
En estos cuatro simples fenómenos físicos reactivos, en el ennegrecimiento de la plata metálica, se cimenta la credibilidad de la Fotografía: En la luz, la cámara fotográfica, la película, en el revelado, y en su posterior archivo.

Della Porta inventa la cámara fotográfica y los objetivos
Sabemos ahora, que Aristóteles, en el siglo IV antes de la Era Cristiana, y posteriormente Leonardo de Vinci, ya se servían de ella para copiar fielmente naturalezas muertas, hacer croquis de paisajes o para la construcción.
Pero tuvieron que transcurrir varios siglos, para que en el siglo XVI, el físico italiano Giovanni Battista Della Porta inventara una cámara fotográfica portátil  y su objetivo, utilizando una caja cerrada y colocando en el agujero una lente biconvexa. De la que se derivan las cámaras fotográficas actuales.

Guardar las Fotografías
Y, durante mucho tiempo, no fue posible fijar, retener, guardar y transportar la imagen obtenida en esta cámara fotográfica, que no fuera otro sitio de aquel en el que se producía.
Procedimiento que fue posible, gracias al descubrimiento del material sensible por los mencionados Daguerre y Niépce, los verdaderos padres de la Fotografía. Aunque ni los autores de tamaño descubrimiento, ni sus herederos, hayan registrado el nombre en el Registro Industrial de Patentes y Marcas.

El material sensible
Se pude decir entonces, que la Fotografía se inicia con el descubrimiento del material sensible, capaz de captar una imagen: La película. Y que este material sensible, compuesto por salinos de cloruro, bromuro y ioduro, los haluros de plata, se descomponen a la acción de la luz formando pequeños granos de plata metálica negra.

Las sales de plata
Mas la luz tarda mucho tiempo en descomponer la suficiente sal para formar una imagen visible. De ahí que aumentando la cantidad de plata en las zonas afectadas por la luz, el proceso de revelado, la imagen se registrará en tonos negativos, con las luces en zonas negras, mucha densidad en la película y las sombras en blanco, poca densidad.

El positivado
Con la cámara fotográfica se consigue la imagen invertida, el Negativo: Una imagen obtenida sobre una emulsión fotográfica de sales de plata por exposición a la luz y posterior revelado, en la que los tonos están invertidos: Oscuras las luces y claras las sombras. Por lo que con un aparato que llamamos Ampliadora recuperamos la imagen primitiva y al tamaño que queramos: El Positivo, en un papel fotográfico, que igualmente contiene sales de plata, aunque un grano mas fino y lento que la película  y normalmente solo sensible a la luz azul. De ahí que se pueda positivar a la luz de seguridad amarilla o naranja.

La luces y las sombras
Y es, en este proceso, en el ennegrecimiento  de la plata, en donde surgen las tonalidades las luces y las sombras. En donde se obtienen las diferentes y variadas escalas de grises, de los colores negros y del color blanco, en el caso de una fotografía en blanco y negro. O la perfecta reproducción de los colores primarios y sus complementarios, obtenidos de pigmentos naturales, en el caso de una Fotografía en color.

Cualquier actividad humana la emplea
Y se puede asegurar que, actualmente, no hay Arte, Ciencia, Industria ni actividad humana que no la emplee. Y que, como los buenos libros, la Fotografía fue creada para ser leída, disfrutada, olida, manoseada, guardada. Mezcla de historia, evocación y recuerdos para la que ha sido hecha.
Pero en esto estamos, cuando llega la grabación digital, la Digitalgrafía.


Nadando libremente en el océano. Digitalgrafía copyright de Autor Desconocido

La Digitalgrafía
Porque otra cosa, bien distinta es, el popular invento del canadiense Willard Sterling Boyle: La Digitalgrafía, efectuado en el año 2010, en la era de la Post Fotografía, de la Grabación Digital, de la Digitalgrafía.
La Digitalgrafía, muy distinta a la Fotografía,  es un invento basada en un campo eléctrico de captura de la luz mediante un CCD. Y lo que eso ha supuesto de inmediatez, de procesado, de edición, de saturación y uso indiscriminado de la imagen.

No se toman imágenes para durar
Imágenes digitales, que ya no son tomadas para durar ni para ser guardadas, se obtienen por métodos poco fiables. Y su fácil manipulación, que está al alcance de todos.

Nacen manipuladas
Ahora las imágenes digitales nacen manipuladas en origen. Y son entregadas tras haberse sometido a un proceso previo. Tratamiento que con anterioridad solo estaba al alcance de unos pocos prestigiosos laboratorios profesionales fotográficos o de poderosos Gobiernos de ciertos Estados, no precisamente democráticos. Proceso que ahora se encuentra al alcance de cualquiera.  Véase anterior Artículo NUEVOS  SÍMBOLOS PARA NUEVOS DRAMAS.

Problemas de almacenaje
En consecuencia, a la poca calidad de capturar la realidad hay que añadir los serios problemas que acarrean el almacenaje y mantenimiento de las imágenes digitales en el Disco Duro del Ordenador, Disco Duro Externo, CD o en un Pen Drive.

El sustento de la Digitalgrafía
Y es en el campo eléctrico, en el CCD, en la cámara digital y en la paleta del Photo Shop, en donde se sustenta la Digitalgrafía.

El Dispositivo de Carga Acoplada. CCD
El efecto eléctrico del Dispositivo de Carga Aplicada, CCD, con el que son tomadas las Imágenes Digitales, las Digitalgrafías, consiste en que los rayos lumínicos, cuando inciden en una pieza de metal, inducen una tenue corriente eléctrica. Y, mediante un pequeño sensor, no mas grande que el tamaño de un penique inglés o un céntimo de euro, se procesan y con gran rapidez, las señales generadas en los denominados píxeles.

Una capacidad del cien por cien
El primer CCD, así fabricado, obtuvo una capacidad del cien por cien. Lo que demostró su enorme rapidez y el inmenso potencial de los sensores digitales. Y permitió transformar los impulsos lumínicos en información digital. Nació el Universo Digital y la Digitalgrafía. Y la espectacular fabricación y profusión de las actuales cámaras y videos digitales.

El niño sirio Aylan Kurdi. Dibujo copyright de Andrés Rábago. El Roto

Saturación de imágenes digitales            
En la certera opinión del maestro y buen amigo Joan Fontcuberta, estamos saturados de imágenes digitales y eso tiende a inmunizarnos ante el drama y la obscenidad.
Pero la fotografía del niño sirio Aylan Kurdi, de tan solo tres años de edad, con su pequeño niki rojo  de manga corta y su pequeño pantalón corto azul marino, tendido sin vida en la arena, en la orilla del mar de la turística playa turca de Burnu, es una imagen que lo trastoca todo.

La veracidad informativa
Porque los Periodistas Gráficos suministran evidencia, a pesar de que las imágenes digitales no tengan un mandato de memoria, no den la calidad exigida, puedan manipularse fácilmente y no se guarden para el futuro. Y de que nos mandemos imágenes, igual que mandamos mensajes.

The Photo Shop. La Tienda de la Luz. 
Y porque el conseguir la alta,  rica y variada calidad de tonos y de los colores provenientes de pigmentos naturales, no puede obtenerse, por lógica, de la herramienta técnicamente denominada La Tienda de Luz,  The Photo Shop. Herramienta necesaria  para el procesado y la impresión en papel de la Digitalgrafía.

Un elemento fundamental en la información
Y porque la Fotografía Documental, el componente principal del Periodismo Gráfico, es un elemento fundamental en la información y el conocimiento. Y algo que sabemos de oídas, o nos lo han contado, parece incuestionable en una Fotografía.

La manipulación digital
Por eso, en la Fotografía Documental y en el Periodismo Gráfico, no es de recibo la manipulación digital de la información. Y la buena o mala ética está, en el buen o mal uso de la herramienta digital necesaria, como me lo recuerda diariamente Jorge Rosenvinge, fotógrafo multidisciplinar, leal y mejor amigo, y miembro de la Junta Directiva de la prestigiosa Asociación de Periodistas Gráficos Europeos.

La Asociación de Periodistas Gráficos Europeos. APGE
La APGE es la primera y mas importante Asociación de Periodistas Gráficos de Europa, que agrupa a los mas destacados periodistas gráficos europeos, la mayoría con altos puestos de responsabilidad en los mas importantes medios de comunicación europeos. Distinguida por el Parlamento Europeo, Altas Instituciones de Estado, Parlamento Español, Gobiernos, Comunidades Autónomas, Administraciones Locales, Partidos Políticos con Representación Parlamentaria, Sindicatos.
Y declarada, por el Ministerio de la Presidencia de España, como una de las cinco Asociaciones de Prensa de mayor relieve nacional e internacional.

La reina doña Leticia. Fotografía copyright de Cristina García Rodero

Una buena convivencia
La Digitalgrafía ha de aprender a convivir con la Fotografía. Debe llevarse bien y aprender a convivir con ella en paz y buena armonía, como lo hacen de antiguo la Radio y la Televisión. ¿Quién no se acuerda de que la Televisión iba a producir el fin de la Radio y de la Prensa? Del debate musical entre  los Discos Vinilo y los CD. Entre la Pintura y la Fotografía, que iba a acabar con la pintura.

El respeto al otro
El progreso, la modernización, el bienestar y la buena armonía, requieren siempre de una  buena convivencia basada en el respeto al otro y en una voluntad decidida y leal de construir, no de destruir al otro. De engrandecerlo, no de destruirlo. Y sobre todo de fortalecerlo, no de destruirlo.

Dos estilos de vida diferentes
La convivencia y concepción  entre dos estilos de vida diferentes, del bienestar, de la concepción de dos mundos opuestos como el que propugna el Partido Popular o el  que propone el Partido Socialista siempre han estado ahí y forma parte de nuestra diversidad, nuestra riqueza cultural y de nuestro estilo de vida cotidiana. Y se encuentra en la naturaleza de las personas y las cosas.
Y la grandeza está en el respeto, la convivencia, la diversidad y en el poder elegir.

Un suicidio comercial
La irrupción de la Industria Digital, el nacimiento de la Digitalgrafía y la incorporación de cámaras digitales en los teléfonos móviles no pueden ser un suicidio comercial. A los profesionales no se nos hubiera ocurrido algo semejante. Y estos cambios tecnológicos tan radicales no pueden cuestionar los excepcionales atributos de la Fotografía.

Cambio de actitud
La poderosa Industria Digital, hasta el momento, no ha hecho mas que expandirse, devorando todo lo que encuentra a su paso y osa enfrentarse a ellos y trata de destruir la Industria Fotográfica, para quedarse con su legado y ocupar su lugar. Al igual que pretende el Partido Podemos pP de Manuel Pablo Iglesias Turrión, un hombre y un partido populista antisistema, cada vez mas radicalizado, con el Partido Socialista PS. Tal y como se describe en anterior artículo A POR  PEDRO SÁNCHEZ. BUSCANDO EL CENTRO DESESPERADAMENTE.

Un acoso desmedido
El implacable acoso de la Industria Digital a la Industria Fotográfica, la  enorme debacle fotográfica, no ha hecho mas que empezar. Recuerda mucho al acoso de los periódicos a las revistas de información general con sus suplementos de fin de semana, invadiendo el terreno que ocupaba el periodismo de revista. Y se inició suspendiendo la fabricación de productos, no renovando los stocks, no facilitando los suministros necesarios fotográficos a los puntos de habituales de venta, e incluyendo cámaras digitales en los teléfonos móviles.

El cierre de prestigiosos negocios
Precipitando así el cierre de prestigiosos negocios fotográficos  como la Cadena de Tiendas de Cámaras y Productos Fotográficos Carril, o los míticos Laboratorios Profesionales  Fotográficos Serapio Carreño, por poner dos ejemplos llamativos.
Actualmente los Establecimientos Carril, en la plaza de Olavide madrileña, es una cafetería restaurante.
Los dueños justifican la medida: "Si no me dejan vender productos fotográficos tendré que vender cervezas".

Ocupar la identidad
No contentos ello, la Industria Digital pretende ocupar la identidad y la denominación de la Fotografía. Trata de relegar a la Fotografía a un subgénero marginal: La Fotografía Analógica, la llaman. Para ocupar la denominación de Fotografía Digital, se llaman.

Un buen legado
La Digitalgrafía debe aprender a respetar a la Fotografía y a aceptar su particularidad y no cuestionar los excepcionales atributos de la Fotografía, en un claro cambio de actitud. Y dejar a los mas jóvenes el buen legado y la buena experiencia de sus mayores.

Nada es fácil 
Todo se consigue con el necesario trabajo, tesón, esfuerzo y creatividad. Nada es fácil. Como afirma certero el mayor comunicador y de mayor credibilidad con que cuenta España. Iñaki Gabilondo, en el excelente y cuidado Anuario 2016 de la Asociación de Periodistas Gráficos Europeos.

Anuario de la APGE 2016
Un cuidado Anuario de la APGE, edición no venal, que edita a finales de cada año la Asociación de Periodistas Gráficos Europeos y que pueden recogerse ejemplares gratuitamente en su Sede Social  o solicitar el envío de ejemplares.



El lápiz digital seguía allí. Dibujo copyright de Andrés Rábago. El Roto


A los profesionales hay quedarles la oportunidad de poder elegir
A los profesionales hay que darles la oportunidad del poder elegir libremente sus preferencias, entre lo que les ofrece la Industria Fotográfica y lo que le ofrece la Industria Digital.

Kodak va a volver
Kodak ha anunciado que va a volver a fabricar y distribuir en el mercado su mítica película Ektachrome para diapositivas en color a finales del año 2017 en rollos de película de 36 exposiciones.
Una película de grano muy fino, de alta calidad y de colores limpios y tonos excelentes.
 
Convivencia pacífica
Se abre una nueva enriquecedora opción a los amantes de la imagen y sobre todo a los profesionales. A los partidarios, que somos todos, de la convivencia pacífica entre la Industria Fotográfica y la Industria Digital.
Entre la posibilidad de usar una u otra industria, de La Fotografía o La Digitalgrafía, o ambas cosas, para desarrollar eficazmente nuestro trabajo y poder ofrecerlo en las mejores condiciones técnicas y comerciales posibles al potencial cliente.

Aprendamos
Aprendamos entonces, de las reflexiones de Fontcuberta, Madoz, Salgado, Caprile, Guió, Del Solar, de Gabilondo, de.Andrés Raya,-interesantísimo su certero artículo en el periódico Cinco Días "La Fotografía enseña a liderar"-. 
También con el periodista, aventurero y director de la Ruta Quetzal, Miguel de la Quadra Salcedo, que nos abandonó recientemente, con sus excelentes reportajes y grandes exclusivas que dieron la vuelta al mundo.
En un recorrido sensual, real, creativo, sensible y festivo, del palpitar de un mundo convulso en tiempos difíciles.
Un firme exponente de una generación de cuatro míticos reporteros que no volverá a repetirse. Como lo fueron Francisco Cerecedo, el primero en partir, al que le siguió Manu Leguineche, luego Enrique Meneses y ahora nos ha dejado Miguel de la Quadra.

Un excelente legado
Y preparemos, eduquemos y dejemos, a los más jóvenes, un variado y excelente legado de Fotografía y de Digitalgrafía, basado en sobresalientes conocimientos y valores de convivencia y de respeto al otro.

Un futuro prometedor
La Convivencia, la Cultura, la Formación adecuada, la veracidad informativa, la lealtad, la libertad de expresión, las nuevas formas de lenguaje y la ética profesional, son temas que debe impulsar la Asociación de Periodistas Gráficos Europeos APGE y deben abordar en profundidad  y sin complejos, los Profesionales, La Industria Fotográfica, La Industria Digital y las Nuevas Tecnologías, en su futuro más próximo. En un futuro diverso, respetuoso y prometedor.
¡Lo mejor siempre está por venir!


Margarita Ledo escribe su cuento en el escaparate de la Librería Numax al lado de Suso de Toro.
Imagen copyright de Oscar Corral
 
El desafío de ocho  sobresalientes escritores a la Industria Digital
Y hete aquí, al cierre de este artículo, que en Galicia, en el escaparate de una céntrica Librería de la capital, de Santiago de Compostela,  ocho sobresalientes escritores gallegos de proyección internacional como Manolo Rivas, Susana Sánchez Arins, Suso de Toro, Margarita Ledo, Xavier Queipo, Xavier Docampo o Miguel Anxo Murado, se enfrentan diariamente, a la vista del público, al desafío del folio en blanco. Al viejo oficio del juntar letras en la antigua máquina de escribir Olivetti.
La máquina de escribir dará vida diariamente a un cuento, de un solo ejemplar, milagrosamente a salvo del castigo de la reproducción infinita que impone la Industria Digital.
Estos ocho escritores volverán a pulsar con sus dedos las teclas de la mas famosa máquina de escribir, que plasmará a tinta una breve obra creada ese mismo día de no mas de un folio.
Y hasta el mes de noviembre de 2017, el asombrado lector que se asome a la librería compostelana Numax, podrá leer un nuevo cuento que se exhibirá diariamente en su  vitrina callejera.

El Tac, Tac, Tac de la máquina de escribir    
Una original acción cultural denominada Tac, Tac, Tac, que pretende hacernos reflexionar.
Un enorme desafío a la Industria Digital en tiempos difíciles para el libro impreso, acosado por la reproducción digital.
-"Seguro que alguien, con la cámara digital de su teléfono móvil, reproducirá el folio y colgará la imagen digital en Facebook, en un claro acto de traición". Afirma rotundo Suso de Toro, Premio Nacional de Narrativa por su novela Trece Badaladas.
"Pero eso confirmará la existencia de esa creación por métodos manuales. De ese folio único en un único lugar. Y el contraste entre la visualización de la imagen de un papel a través del vidrio del escaparate y la revelación del cuento en ese espacio." -Añade.
Un nuevo desafío a la Industria Digital de ocho prestigiosos escritores que redactan  a máquina una única copia de un cuento, dentro del escaparate de una librería.

En Madrid, una tarde despejada del miércoles 23 de noviembre del año 2016.

Festividad del Papa cristiano San Clemente, tercer sucesor del primer Papa San Pedro, destacado apóstol y discípulo del palestino Jesús de Nazaret.
Palestina, tierra ocupada ilegalmente por las tropas israelíes del ultraderechista Benjamín Netanyahu, con el visto bueno del coloso estadounidense que no obliga al estado de Israel a cumplir con las numerosas resoluciones de Naciones Unidas. Y las del Parlamento Europeo, que no aplica las necesarias sanciones administrativas y económicas al belicoso Estado de Israel.
 
Y Conmemoración del 45 Aniversario de la Voladura del Edificio, Administración y Talleres del mítico Diario Madrid, ordenada por el Ministerio de Gobernación del General Golpista Francisco Teódulo Hermenegildo Franco Bahamonde.
 
Roberto Cerecedo. Todos los derechos reservados. Queda rigurosamente prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin autorización expresa y por escrito del titular del copyright, bajo las sanciones establecidas en las Leyes.