sábado, 2 de agosto de 2014

GAZA. NO HAY SALIDA. BRUTALIDAD GENOCIDA. UN PLAN PERFECTO

¡Qué animales!! Dibujo © Rafael Iglesias




Todos coinciden: Reconocidos expertos, prestigiosos periodistas, corresponsales especializados y los juristas más destacados.
Que lo que está ocurriendo en Palestina y mas concretamente con los bombardeos indiscriminados contra la Franja Cisjordania y de Gaza, actualmente una cárcel sin salida ni entrada, a cielo abierto, la invasión terrestre y la matanza de ciudadanos gazetíes por las tropas de ocupación israelíes, es de una cruel y tremenda brutalidad genocida.
Y que, técnicamente, cumple todos los requisitos para ser considerado por el Derecho Internacional como genocidio.
Entendiendo por tal, el exterminio, la desolación, la devastación por la fuerza de las armas, el acabar con todo, como si se desterrara, extirpara o descastara. La eliminación sistemática de ciudadanos palestinos por motivos políticos, de raza, o de creencias religiosas.

Antecedentes. Hechos probados
Me dicen que es un perfecto plan de hechos probados. Un bien meditado y estudiado puzzle, en el que  van encajando una a una todas sus piezas, desde el día 14 de mayo del año 1948, en que  Israel proclamó la creación de su Estado. Y el grueso del ejército israelí ejecutó  sin contemplaciones a 13.000 palestinos y expulsó de su territorio y de sus casas a otros 750.000.
Y desde el día en que la ONU, la Organización de Naciones Unidas, tolerante para con Israel, dicta la Resolución 194 exigiendo a Israel  permita el retorno de los expulsados.
Israel no acata la Resolución. La ONU tampoco adopta medidas. Estados Unidos mira a otro lado.

La ciudad de Shajara
Y que con anterioridad, el día 6 de mayo, la ciudad de Shajara fue asaltada militarmente por tropas israelíes. Y fue la primera de las más de cuatrocientas ciudades y  pueblos palestinos asaltados y destruidos.
Y que posteriormente, el día 15 de mayo, mientras Palestina permanecía todavía bajo el mandato británico, otras doscientas trece localidades fueron invadidas y despobladas por el ejército israelí.

La aldea de Tantura
Y que el día 22 de mayo llegaría el turno a Tantura, la mas grande de las aldeas palestinas en el área situada entre las ciudades costeras de Tel Aviv y Haifa.
Una de las Brigadas de la Haganá, la Alexandroni, se encargó de la misión. Esa noche, los soldados israelíes atacaron la aldea  y buena parte de sus ciudadanos quedaron en manos de la fuerza ocupante. Después fueron trasladados a la playa y allí fueron separados los hombres de las mujeres y de los niños y se les obligó a marchar hasta la cercana aldea de Fenreidis. Y allí la Brigada Alexandroi ejecutaron a doscientos hombres comprendidos entre los trece y los treinta años de edad.


Exterminio. Dibujo © Ferreres



Limpieza étnica
Algunos prestigiosos y reconocidos especialistas creen, que solo un estudiado plan de limpieza étnica, de crimen organizado y de destrucción de bienes y viviendas que se inicia en el año 1948, y el deseo consciente de matar a varones en edad de combatir, podrían explicar el motivo de esta masacre.
Y que de nuevo, el 29 de octubre de 1948, las unidades del Batallón Israelí de la Octava Brigada masacran a otras quinientos palestinos.
Y como consecuencia de todo ello, de esta expulsión forzosa, al día de hoy hay unos siete millones de refugiados expulsados de sus tierras y de sus casas, de un total de quinientas treinta y cinco ciudades y pueblos palestinos.


 
La matanza de  Yan Yunis. Pintura al óleo. Autor © Estudiante palestino.



La matanza de Yan Yunis

Me dicen igualmente que, luego, en el día 23 de octubre deñ año 1956, en  la ciudad de Yan Yunes, doscientos hombres fueron sacados de sus casas, amontonados en la plaza principal y fusilados por las fuerzas de ocupación israelíes.


Shabra y Chatila    
Y que después, en el 16 de septiembre del año 1982, el mundo quedó horrorizado cuando conoció la masacre que se había cometido en dos campos de refugiados palestinos ubicados en la ciudad de Beirut, capital del Líbano. Porque los datos hablan de tres mil muertos de hombres, mujeres, ancianos y niños. Y es acusado de la masacre el recientemente desaparecido Primer Ministro Israelí, Ariel Sharon.
Masacre, que obtuvo la calificación de Acto de Genocidio por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 123. Matanza en donde, además de las ejecuciones, se cometieron numerosas violaciones, torturas y mutilaciones.

Gafismo de Palestina


No hay salida
La penúltima masacre, operación que, por lo visto el ejército repite cada varios años, fue en el año 2008, con un resultado de mil cuatrocientos palestinos muertos. Y ha destruido seis mil seiscientas una viviendas palestinas, incluida la del ex Primer Ministro, Ismail Haniya.
Y en la última que se ha iniciado en el mes de julio de 2014, en tan solo dos semanas, el ejército del Estado de Israel ha matado a más
de mil ciento cincuenta y ocho ciudadanos palestinos. El ochenta por ciento civiles y el veinte por ciento y niños. Y ha dejado heridos graves o muy graves, a más de seis mil trescientos seis. Y horrorosas imágenes en todos medios de comunicación del mundo escritos y audiovisuales.  
Y es la tercera vez, en el pequeño período de cinco años, que Israel, que cuenta con el quinto ejército mas poderoso de la tierra, con la bomba atómica y un amplio equipo y armamento sofisticado de última generación, facilitado por los Estados Unidos de América, lanza contra Gaza, una parte del Estado de Palestina en donde se hacinan casi dos millones de personas sin poder salir, un cruel ataque  por tierra, mar y aire. E Israel no tiene intención de parar. Una matanza interminable.

El Derecho Internacional
Es obvio que Israel no quiere la paz.
La invasión y ocupación de Palestina debe resolverse sin miedo, con la aplicación del Derecho Internacional sobre la firme base de dos Estados, si la ONU, la Comunidad Europea y sobre todo los estadounidenses obliguen al Estado de Israel a cumplir las Resoluciones de las Naciones Unidas.
Al igual que lo están haciendo con Rusia, la otrora poderosa Unión Soviética, con severas sanciones comerciales, por el supuesto apoyo a los separatistas pro rusos ucranianos por el derribo del avión Boeing 777, que provocó la muerte de doscientas noventa y ocho personas del vuelo MH17 el pasado jueves día 17 de julio en Ucrania.  
Para que Israel, no solo fuera obligado a detener la horrible matanza y exterminio  de palestinos de inmediato, sino  a finalizar con la ocupación de territorios, levantar los bloqueos, el vergonzoso muro cisjordano,  aceptar la formación del Estado Palestino, que tan solo estaría constituido por un veintidós por ciento del territorio de Palestina, dejar de construir viviendas israelíes en los territorios ocupados y a finalizar la destrucción de las infraestructuras de todo tipo, de edificios, plantas de energía, hospitales, aljibes, bienes y viviendas palestinas.

 
Ocupación de tierras. Dibujo © Ferreres


Crímenes contra la Humanidad. La Convención de Ginebra
Israel se ha especializado en convertir a los civiles y a las infraestructuras en sus supuestos objetivos militares. Cuando su ejército entra en una casa se derriba la puerta sin contemplaciones y se dispara indiscriminadamente contra todos sus habitantes. Eso se llama asesinato masivo. Y la Convención de Ginebra es precisa en la prohibición de atacar objetivos civiles.
Ya los propios soldados israelíes, principalmente de ideología de extrema derecha, hablan de fuego injustificado contra civiles palestinos. Y de la matanza de familias enteras: “Muerte a los árabes. Tolerancia cero. Tenemos órdenes de no tener piedad. De aniquilarles.” Declaran abiertamente a los periodistas.
Y cada vez proliferan más los actos vandálicos de destruir infraestructuras básicas de agua y luz, televisiones, ordenadores, electrodomésticos, sillas, sillones, colchones, camas, armarios, toda clase de muebles. O el defecar y dejar excrementos humanos en el interior de la nevera o en las lavadoras.
     
En ese sentido, el Artículo 33 de la IV Convención de Ginebra del año 1949 establece que: “El poder ocupante no puede utilizar castigos colectivos contra la población civil”.
El Artículo 48 es tajante al respecto: “Al fin de garantizar el respeto y la protección de la población civil y de los bienes de carácter civil, las partes en conflicto harán distinción en todo momento entre población civil y combatientes. Y entre bienes de carácter civil y objetivos militares. Y, en consecuencia, dirigirá sus posibles operaciones únicamente contra objetivos militares”.
El Artículo 59 dispone: “Cuando la población de un territorio ocupado no esté suficientemente abastecida, la potencia ocupante aceptará las acciones de socorro a favor de dicha población”.
Al mismo tiempo, Israel continúa construyendo un muro de hierro y hormigón declarado ilegal  por la Corte Internacional de Justicia.
Y no acata ninguna de las ya numerosas Resoluciones de Naciones Unidas que le ordena volver a las fronteras del año 1967.


Oficina de Registro de las Naciones Unidas. Dibujo © Ferreres


Aviso nazi etarra
En opinión de los expertos consultados, Israel actúa en total sentido contrario. Su único objetivo estratégico es el exterminio de una población y que no se forme el Estado palestino.
Ya todos los estados árabes, incluidos los más radicales, aceptan el Estado de Israel. Pero el Estado de Israel no acepta el Estado de Palestina. Quiere que desaparezca del mapa.
Así, entre sus objetivos preferidos se encuentran los grandes bloques de edificios de viviendas, empleando viejas tácticas de amedrentamiento nazis, que ya empleaban eficazmente los etarras, al llamar previamente a la vivienda que se quiere destruir, junto a los servicios básicos, las infraestructuras, calles, puentes, carreteras.

El uso criminal de la violencia
Me dicen que es Israel la que debe recapacitar. Que debe poner fin en el uso indiscriminado de la violencia, a los crímenes de Lesa Humanidad, la ocupación de tierras y al Apartheid palestino. 
El intento de exterminio es inminente. Una enorme hecatombe humanitaria. Pero de eso los palestinos de la diáspora y del interior no tienen. Y no les queda otra que la resistencia legítima, a toda costa.
(Ver anteriores Artículos del Blog: “La paz está en la frontera” y “La Embajada de Israel. Un eficaz check point”)

Posibles sanciones
Desde luego, Israel no actuaría así, si la al menos la Comunidad Europea le aplicara las necesarias sanciones comerciales.
Desde aquí contribuyo a la sugerencia de varias posibles sanciones comerciales:
-El fin de los privilegios económicos y comerciales.
-Bloqueo de las cuentas corrientes y de depósitos en todos los Bancos Europeos.
-Prohibir la importación e exportación de productos israelíes.
-Prohibir todos sus vuelos por el espacio aéreo europeo.
-Prohibir participar a sus equipos en todas las competiciones deportivas europeas.

Evidentemente, toda la posible comprensión y simpatía que podríamos tener algunas personas de bien hacia el Estado de Israel, queda completa y definitivamente desvanecida.

© Roberto Cerecedo. Todos los Derechos Reservados
En Madrid. Un jueves doloroso palestino de 24 de julio de 2014.  En una noche calurosa de verano de la estepa castellana.