viernes, 21 de septiembre de 2012

EMOTIVO ADIÓS AL MITO CURRITO DE LA ZARZUELA, MAS CONOCIDO POR SANTIAGO CARRILLO

Rafael Alberti, Enrico Belinguer, Secretario General del PCI; Santiago Carrillo y Dolores Ibarruri.
Fotografía copyright de Roberto Cerecedo

Figura de la Fiesta Nacional
Hoy, 18 de septiembre de 2012, será un día difícilmente inolvidable. Puesto que prestigiosos reyes, altos mandatarios, principales líderes políticos y autoridades del mundo de la Comunicación, las Artes y la Cultura, despedimos a un mito. Una figura de las más relevantes de la Fiesta Nacional: El Currito de la Zarzuela. Mas conocido por don Santiago Carrillo Solares.  

Una enorme deuda de gratitud
Era un mito socarrón, próximo, agudo, certero, brillante. Que mantuvo plena lucidez mental hasta su última hora, la hora de la siesta, en la que se durmió dulce y plácidamente, a punto de cumplir sus noventa y ocho años. Y lo hizo a las cinco en punto de la tarde. En una hora tan taurina. Muy acorde con su sobrenombre taurino. De una soleada tarde, del todavía cálido mes de septiembre madrileño. Como si le estuviera esperando. Y nuestro país, España, mantendrá una enorme impagable deuda de gratitud.  

Campaña Electoral. Mítines. Entrevistas
Tuve el enorme privilegio, como otros muchos, de conocer su sapiencia en diferentes foros, en el autobús de la campaña electoral a la Presidencia del Gobierno de España. En donde las muchas horas de trayecto y de convivencia por todos los pueblos y ciudades, influía para que el grupo de periodistas y político actuaran conjuntamente, en un clima distendido y de máxima colaboración informativa. En sus celebrados mítines, en las entrevistas.  

Radio. Tertulias de la Universidad Popular
Un día le tuve un par de horas en Onda Madrid Radio. La emisora radiofónica de la Comunidad Autónoma de Madrid. Y como fue, que la técnica de sonido y el editor, me pidieron permiso para hacer una copia de la entrevista, para escucharla de nuevo en sus respectivas casas. Otro día, pude contar con él, su generosidad y elegancia desplanchada no le permitían decir no, en las Tertulias de la Universidad Popular, que organizaba y dirigía en el pueblo madrileño de San Sebastián de los Reyes, fundado por los Reyes Católicos. Fue una inolvidable charla, distendida y amigable, no exenta de polémica, sobre su dilatada vida y de temas en los que él era un curtido experto: El Eurocomunismo, la Perestroika, el Muro de Berlín. Una inigualable oportunidad de charlar en primera persona con él, como en el salón confortable de tu casa, de temas tan apasionantes. Pero con alguien de gran prestigio, próximo, conocedor en profundidad de los temas de propuestos.  

Ha sido muy polémico ésto
A la tertulia asistieron también un nutrido grupo de comunistas de la vieja guardia de su propio partido, que finalmente acabaron integrados en el Partido Socialista. Y militantes del por aquel entonces recién creado Izquierda Unida. Militantes, estos últimos, que le pusieron por momentos en aprieto, y que le hiciera confesarme a la salida: Ha sido muy polémico esto.  

El serial
Pero a lo que voy. Lo más importante. Nada será posiblemente comparable, inclusive todo lo que se ha escrito, dicho, y que se podrá escuchar o leer como aquel día de 18, del mes de mayo de de 1977. Fue un día próximo a las fiestas de san Isidro Labrador, patrón del rompeolas machadiano de todas las Españas. En las que el toro, figura y tótem de la Fiesta Nacional por excelencia, es el gran protagonista. En el que el también mítico periodista y escritor, Francisco Cerecedo, pensó en recoger la vieja fórmula del serial periodístico con un nuevo estilo. La fórmula, una entrega diaria al lector de un conjunto de artículos periodísticos relacionados entre sí y sucediéndose unos a otros, tuvo un tratamiento original por parte de Francisco Cerecedo, quien propuso a Miguel Ángel Aguilar, director de Diario 16 y uno de sus grandes amigos, una idea genial: Escribir una serie con las biografías de los doce políticos de mayor peso del momento histórico que vivía el país y que iban a concurrir a las próximas elecciones democráticas, las Constituyentes, pero hacerlo utilizando léxico, tópicos y latiguillos del lenguaje taurino, como si los políticos fueran los grandes matadores de la Fiesta Política Nacional. Aguilar, tan aficionado a los toros como el propio Francisco Cerecedo, aceptó la idea encantado. Y acordaron que las reseñas de los primeros espadas de la política aparecieran dentro de las páginas las dedicadas a la Feria e, igualmente, se publicarían tantas como días duraba la feria taurina de san Isidro.

 Ingenio, entereza, gallardía, testimonio
 Como expresó José Mayá, editor de Ediciones Sedmay S. A., que recopiló estos artículos en un libro póstumo, Figuras de la Fiesta Nacional: “El lector encontrará en estos artículos, el ingenio, la gallardía y la entereza de un hombre que supo decir lo suyo en el momento oportuno y la talla de un gran periodista. Un hombre joven, que su indudable talento, su pasión por la tarea diaria -era lo que se llamaba un infatigable trabajador- prometían a España, y al periodismo de nuestro tiempo, muchas más páginas de brillante agudeza; páginas que como éstas tenían asegurado el futuro, pues en Cerecedo el periodismo tenía un valor de testimonio de su tiempo, y es lógico que los testimonios perduren”.

El sobrenombre
Francisco Cerecedo quiso que todas estas biografías de las Figuras de la Fiesta Nacional, gozaran, al igual que gozan las figuras taurinas, de un sobrenombre por el que se les conocen en su vida profesional. Y guardó celosamente la norma no sólo para las figuras biografiadas, sino con los personajes secundarios que aparecen, parodiando entre los reales de las figuras famosas del toreo y el inventado para la coyuntura del personaje político.

Congreso del Partido Comunista de España PCE. 1981.
Fotografía de Roberto Cerecedo


El Currito de la Zarzuela
Y la segunda entrega de este serial, la del miércoles 18 de mayo de 1977, correspondió al inolvidable torero del momento: “Currito de la Zarzuela”, más conocido por Santiago Carrillo Solares, líder del Partido Comunista de España: “Famoso torero monárquico que ha adquirido últimamente amplia popularidad. Diestro capaz de despertar grandes polémicas en torno a su figura. En su vida en los ruedos ha alternado éxitos clamorosos con espectaculares “espantás”.

La divisa rojigualda
Si admirables fueron las dos históricas faenas que hiciera, en 1964, en la plaza de París, a dos toros de las ganaderías de don Fernando Claudín y de don Jorge Semprún, a los que cortó el carnet, oreja y cargo, los buenos aficionados no pueden dejar de recordar tampoco la inesperada “espantá” protagonizada por Carrillo recientemente en la plaza de Madrid ante un toro de carril de la República. Como es frecuente en los diestros artistas, es bastante supersticioso. Y se niega en rotundo a torear astados que no lleven la divisa rojigualda, rompiendo sorprendentemente con su inveterada predilección por las ganaderías de divisa tricolor”. Escribía Francisco Cerecedo.

 Atravesó la frontera clandestinamente
Explicaba cómo el secretario general del PCE atravesó la frontera española clandestinamente, en vísperas de la legalización del partido, con pasaporte falso, disfrazado con una peluca y acompañado de su amigo el empresario Teodulfo Lagunero: “Torero con gran capacidad imaginativa, pasará a la historia de la fiesta nacional como inventor de numerosos pases, como el “pase de la frontera”y el de la “media peluca”. Su detención histórica por la policía postfranquista: “La única locura que se le conoce es haberse tirado de “espontáneo”en el ruedo ibérico el 22 de diciembre de 1976, oculto tras una peluca, siendo detenido por la autoridad competente”.

 Abandonó la dictadura del proletariado
El abandono de Carrillo “de la dictadura del proletariado” en contra de la tesis oficial soviética, y el apoyo a lo que llamó “eurocomunismo” para diferenciarlo del neoestalinismo soviético y que contó con el apoyo explícito de sus colegas europeos de Francia e Italia, George Marchais y Enrico Berlinguer, respectivamente, que se presentaron en el aeropuerto de Madrid-Barajas para apoyar la legalización del PCE, era para Francisco Cerecedo otra suerte torera propia de “Currito de la Zarzuela”: “Sobre todo, la “eurochicuelina”, que le ha otorgado merecida popularidad en su tierra, contra la opinión de los aficionados del otro lado del Volga, más partidarios de preservar la pureza de la fiesta”.

Manifestación Anti OTAN. Fotografía copyright de Roberto Cerecedo

 La moda de las mujeres toreras
Las maniobras para impedir las intervenciones públicas de talante soviético de la presidenta del PCE también eran retratadas con ironía: “Tanta facilidad para la innovación coincide, paradójicamente, con un espíritu profundamente tradicional. Así, se muestra contrario a la moda de las mujeres toreras y ha tratado de retrasar la presentación en los ruedos hispanos de Dolores Ibarruri “La Pasionaria”, cuyo toreo clásico es seguido con interés por un sector de la afición”.  

Miedo a volar
Como su acusado miedo a volar: “Tampoco le gusta el moderno sistema de viajar en avioneta de una plaza a otra como hacen la mayoría de sus compañeros de profesión”, que resolvía gracias a la amistad que mantenía con el dictador de Rumanía, quien le había regalado un viejo coche blindado: “Prefiere trasladarse con su cuadrilla en un viejo Cadillac de segunda mano que, anteriormente, había pertenecido a un torero rumano, Nicolai Ceacescu, “Serranito de Bucarest”, que estuvo a punto de presentarse en Palma de Mallorca hace meses”.  

Conversaciones secretas con el Presidente
Sobre las conversaciones secretas con el Presidente del Gobierno acerca de la transición a la democracia española: “Habla siempre bien de sus compañeros de cartel, especialmente de Adolfo Suárez ‘El Posturas de la Moncloa’”, y su falta de entendimiento con Manuel Fraga: “Su único odio conocido es el matador gallego “Niño del Referéndum”, Manolo Fraga, a quien, en un arrebato de agresividad ha llegado a calificar de ‘demente’”
 
Roberto Cerecedo. Todos los derechos reservados. Queda rigurosamente prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin autorización expresa y por escrito del titular del copyright, bajo las sanciones establecidas en las Leyes
 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu entrada.
Pero a mi me toca mucho los huevos como nos vendió éste individuo a la puta derecha.

Anónimo dijo...

Un poco soez e injusto, el comentario a una personalidad fuera de serie, que España debe mucho, de la persona anónima, ya hasta se ocultan tras el anonimato.
Que ya quisieramos, ahora, y estamos muy necesitados, se nos estan iendo unos y otros están retirados, tener líderes políticos y grandes gestores de la dimensión de don Santiago Carrillo, o Adolfo Suarez, Felipe González, Manuel Fraga o Tierno Galván.
Muchas gracias a Vd. don Roberto, en prueba de lealtad y respeto a su aportación, la mayoría de nuestros jóvenes de ahora no saben lo que es eso, y se dirigen a Vd. de cualquier manera.
Aunque me gustaría leerle mas.
Que publicara con mayor regularidad sus interesantes artículos y opiniones.
Espero no haberle entretenido en demasía.
Con un saludo cordial.
Rodrigo López Asenjo. Madrid.

Anónimo dijo...

Si. Estoy de acuerdo con el comentario de don Rodrigo y el de don Roberto.
Y es una pena el comentario anónimo de uno que lo hizo el 31 de diciembre. Seguro que con alguna copa de mas y sin tener que hacer el último día del año.
No todos los jóvenes somos iguales.
Y nos ocultamos tras el anonimato.
Y a Vd. en concreto, tuve el privilegio de oir su magnífica conferencia que dio en la Facultad de Ciencias de la Información el año pasado, de la que aprendí mucho.
Gracias.
Ángels Gómez Angulo. Móstoles. Madrid.